Es un mito: La ‘regla de los cinco segundos’ NO existe

September 19th, 2016

Apple Ice Cream

Durante mucho tiempo, la llamada “regla de los cinco segundos” ha sido ampliamente discutida.

De hecho, los estudios son contradictorios al respecto. Algunos, como el estudio de 2014 de laUniversidad de Aston, aseguran que la regla de los cinco segundos es cierta y comer comida que ha caído del suelo transcurrido menos tiempo del comentado sería totalmente seguro. Sin embargo, un estudio de 2007 publicado en el Journal of Applied Microbiology afirmaba todo lo contrario: La regla de los cinco segundos no es real.

Ahora, un nuevo grupo de investigadores de Rutgers, cuyo estudio se ha publicado recientemente enApplied and Environmental Microbiology, ha vuelto a examinar el asunto. ¿Es realmente seguro recoger comida que ha caído al suelo rápidamente y consumirla sin más? Según estos investigadores, capitaneados por Donald Schaffner, la regla de los cinco segundos NO existe.

Qué dice la ciencia sobre la regla de los cinco segundos

Como podréis imaginar, la sandía fue la que más se contaminó. Por su parte, los caramelos fueron los alimentos menos contaminados. Esto se produce por la humedad, pues las bacterias no tienen patitas para moverse, por lo que usan la humedad como medio de transferencia. Tanto si la superficie es húmeda como si lo es el alimento, más riesgo habrá de que las bacterias lleguen a contaminar.

Evidentemente, el tiempo de contacto también es importante: A mayor tiempo de contacto con el suelo, mayor riesgo de contaminación del alimento. Curiosamente, la alfombra fue la superficie con menor contaminación en comparación a las baldosas o al acero inoxidable. La madera era más variable.

Por todo esto, los investigadores afirman que la regla de los cinco segundos es “real” según la situación: A menor tiempo de contacto, menor riesgo de contaminación. Sin embargo, hay que tener en cuenta factores como la naturaleza del alimento o el tiempo de superficie. En algunos casos, la contaminación es instantánea (como la sandía).

Ampliar en: omicrono

El mito de la agricultura orgánica

September 18th, 2016

Agricultura Ecologica

Los productos orgánicos -desde los alimentos hasta las panaceas para el cuidado de la piel y los cigarrillos- están muy en boga. Supuestamente, sólo el mercado global de alimentos orgánicos hoy supera los 60000 millones de dólares anuales. La Comisión Europea parece compartir las opiniones de los devotos orgánicos: su visión oficial de la agricultura y los alimentos orgánicos es “Si es bueno para la naturaleza, es bueno para usted”. Pero no existen pruebas persuasivas de ninguna de las dos cosas.

Un meta-análisis de datos realizado en 2012 a partir de 240 estudios concluyó que las frutas y las verduras orgánicas, en promedio, no eran más nutritivas que sus pares convencionales más económicas; tampoco tenían menos probabilidades de estar contaminadas por bacterias patógenas como la E. coli o la salmonela -un hallazgo que sorprendió inclusive a los investigadores-. “Cuando iniciamos este proyecto”, dijo Dena Bravata, integrante del equipo de investigación, “pensamos que tal vez habría algunos hallazgos que respaldarían la superioridad de los alimentos orgánicos por sobre los convencionales”.

Mucha gente compra alimentos orgánicos para evitar la exposición a niveles nocivos de pesticidas. Pero ése es un razonamiento escasamente válido. Si bien las frutas y las verduras no orgánicas tenían más residuos de pesticidas, los niveles en más del 99% de los casos no superaban los umbrales de seguridad conservadores establecidos por los reguladores.

Es más, la vasta mayoría de las sustancias pesticidas encontradas en los productos ocurren “naturalmente” en las dietas de la gente, a través de alimentos orgánicos y convencionales. El bioquímico Bruce Ames y sus colegas determinaron que “el 99,9% (por peso) de los pesticidas en la dieta estadounidense son sustancias químicas que las plantas producen para defenderse. Sólo se han detectado 52 pesticidas naturales en pruebas de cáncer animal en altas dosis, y sólo 27 de ellos son carcinógenos de roedores; estos 27 están presentes en muchos alimentos comunes”.

La conclusión es que las sustancias químicas naturales tienen las mismas probabilidades que las versiones sintéticas de resultar positivas en estudios de cáncer animal, y “en las dosis bajas de la mayoría de las exposiciones humanas, los peligros comparativos de los residuos de pesticidas sintéticos son insignificantes”. En otras palabras, los consumidores que compran alimentos orgánicos costosos para evitar la exposición a los pesticidas concentran su atención en el 0,01% de los pesticidas que consumen.

Irónicamente, tanto en Europa como en Norteamérica, la designación “orgánico” es en sí misma una construcción burocrática sintética -y tiene escaso sentido-. Prohíbe el uso de pesticidas químicos sintéticos, con algunas excepciones pragmáticas. Por ejemplo, la política de la UE establece que “reglas previstas de flexibilidad” pueden compensar las “diferencias climáticas, culturales o estructurales locales”. Cuando no hay alternativas apropiadas, se permiten algunas sustancias químicas sintéticas (estrictamente enumeradas).

De la misma manera, en Estados Unidos, existe una extensa lista de excepciones específicas para las prohibiciones. Pero la mayoría de los pesticidas “naturales” -así como el excremento animal cargado de patógenos, para su uso como fertilizante- están permitidos.

Otro razonamiento para comprar orgánico es que, supuestamente, es mejor para el medio ambiente natural. Pero los bajos rendimientos de la agricultura orgánica en ambientes del mundo real -normalmente 20%-25% por debajo de la agricultura convencional– imponen varias exigencias a la tierra de labranza y aumentan el consumo de agua sustancialmente. De acuerdo con un reciente meta-análisis británico, las emisiones de amoníaco, la lixiviación de nitrógeno y las emisiones de óxido nitroso por unidad de producción eran superiores en los sistemas orgánicos que en la agricultura convencional, al igual que el uso de la tierra y el potencial de eutroficación -respuestas adversas del ecosistema a la incorporación de fertilizantes y desechos- y acidificación.

Una anomalía de cómo se define “orgánico” es que la designación en realidad no se centra en la cualidad, composición o seguridad de los alimentos. Más bien, comprende un conjunto de prácticas y procedimientos aceptables que un agricultor piensa utilizar. Por ejemplo, un pesticida químico o polen de plantas modificadas genéticamente que vuela de un campo adyacente a un cultivo orgánico no afecta la condición de la cosecha. Las reglas de la UE son claras: se pueden etiquetar los alimentos como orgánicos siempre y cuando “los ingredientes que contengan organismos modificados genéticamente penetren en los productos de manera no intencional” y representen menos del 0,9% de su contenido.

Para concluir, muchas personas que se sienten seducidas por el romanticismo de la agricultura orgánica ignoran sus consecuencias humanas. El agricultor norteamericano Blake Hurst nos ofrece un recordatorio: “Las malezas siguen creciendo, incluso en policultivos que emplean métodos de agricultura holísticos y, sin pesticidas, la erradicación manual de las malezas es la única manera de proteger un cultivo”. El trabajo pesado y agobiante del desherbado manual suele recaer en las mujeres y los niños.

Por supuesto, deberían existir productos orgánicos para que los puedan comprar aquellas personas que sienten que los deben tener y los pueden pagar. Pero la realidad es que comprar no orgánico es mucho más costo-efectivo, más humano y más responsable en términos ambientales.

*Henry I. Miller, médico y biólogo molecular, es el Robert Wesson Fellow en Filosofía Ciencia y Política Pública en la Hoover Institution de la Universidad de Stanford. Fue el director fundador de la Oficina de Biotecnología de la Food and Drug Administration de Estados Unidos y es el autor de La Frankenfood Mito.

 

Fuente artículo: Project Syndicate

EFSA explica su trabajo de evaluación científica con los organismos modificados genéticamente

September 5th, 2016

Ciencia y Alimentación. EFSA explica su trabajo de evaluación científica con los organismos modificados genéticamente. Rafael Barzanallana

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA)ha lanzado un nuevo espacio en su página web en el que explica su trabajo de evaluación científica con los organismos modificados genéticamente (OMGs). Un contenido diseñado para satisfacer la curiosidad de todo el público que no es especialista en la materia y poder así explicar su misión y actuación en área tan específica como la de la biotecnología aplicada a la agricultura. El contenido ofrece también respuestas básicas sobre qué son los OMGs, el papel que juega la EFSA evaluando sus riesgos, así como sus últimos dictámenes en dicha materia.

Se ofrece información detallada sobre los últimos trabajos llevados a cabo por la EFSA en el ámbito de los OMGs, incluyendo enlaces a noticias relacionadas y material complementario como los dictámenes científicos completo. También se detalla el trabajo de la EFSA sobre la evaluación de riesgos de los OMG, el desarrollo de documentos de orientación para los solicitantes de autorización y el seguimiento de los OMGs después de ser autorizados.

También ofrece información general sobre el papel de EFSA, aplicaciones de OMGs y el trabajo conjunto con los Estados miembros de la Unión Europea. Por último se incluye el marco legal que regula el trabajo de la EFSA sobre OMGs. La EFSA irá actualizando la sección periódicamente con las novedades.

Fuente: fundación antama

Norman Borlaug, el padre de la ‘Revolución Verde’

September 5th, 2016

No se trataría de algo desorbitado si les dijese que Norman Borlaug fuese el inventor de la agricultura moderna. Para él, la biotecnología era la forma necesaria de aumentar la producción de alimentos sin tener que afectar a otros terrenos, evitando riesgos de erosión, inundaciones catastróficas o disminuir la biodiversidad. Y por eso hemos hecho un pequeño homenaje en forma de video del que hacen llamar ‘padre de la Revolución Verde’.

Borlaug no consideraba a los transgénicos más que una nueva herramienta que busca los mismos fines que las técnicas de mejora tradicional: aumentar los rendimientos o generar variedades más resistentes a las plagas. Pero de manera más eficaz que la selección de semillas convencional.

La agricultura ecológica vuelve a quedar en evidencia

September 4th, 2016

chia-8974

A pesar del triunfalismo que suele mostrar el sector de la producción ecológica y el gran número de ayudas públicas que recibe, los números siguen siendo los que son y demostrando que su aportación al sector alimentario es bastante discreta.

Esto se explica en gran parte por el elevado precio y escasa producción que deja fuera a gran parte de los potenciales consumidores que simplemente no se lo pueden permitir o no tienen acceso a la producción.

Si esta producción es pequeña y cara, es en gran parte por culpa de problemas técnicos. Recordemos que la producción ecológica no es más que aquella que se ajusta al reglamento europeo de producción ecológica, y que este reglamento se basa en la falacia de que algo, por el simple hecho de ser natural, es mejor, es decir, que todo lo que se utilice en el cultivo sea natural. El reglamento contiene aberraciones como aconsejar explícitamente el uso de homeopatía, lo que deja al descubierto su absoluta falta de base científica.

El problema es que con las cosas de comer no se juega, y cuando uno antepone la ideología a la ciencia agronómica el resultado no puede ser bueno. Y los resultados cantan.

Recientemente, dos informes oficiales de la Unión Europea han vuelto a sacar los colores a la producción ecológica. El primero es el resultado de las auditorías llevadas a cabo en 14 países de la Unión Europea sobre el proceso de certificación ecológica que ha puesto de manifiesto graves deficiencias en el proceso. Aunque hay países que cumplen más que otros, la auditoría ha detectado fallos en la comunicación de las irregularidades y en la solución de estas irregularidades, así como importantes diferencias en los controles y que los niveles de riesgo no se consideraban suficientemente. Y claro, si los temas de seguridad alimentaria no se toman con la suficiente consideración, pasa lo que pasa.

Sobre el descontrol que ha puesto de manifiesto la auditoría ya hablé en esta misma columna cuando descubría que un producto no autorizado para uso alimentario había sido certificado como ecológico… que es una certificación de alimentos.

De oca a oca saltamos a otro documento oficial que vuelve a dejar en evidencia a la producción ecológica. La EFSA tiene un sistema de alerta rápida que notifica todas las alertas alimentarias y todas las retiradas de productos alimentarios por problemas de contaminación. Anualmente publica un informe haciendo balance de los problemas de seguridad alimentaria. Y curiosamente la producción ecológica, con menos de un 10% de la producción total, siempre sale en la foto. Este año el informe habla de contaminación por datura (una hierba venenosa por su contenido en alcaloides tóxicos) de cereales para bebé. Suerte que el sistema de alerta rápida es muy eficiente y no tenemos que lamentar desgracias, aunque en Francia la contaminación de productos ecológicos con datura ya provocó seis hospitalizaciones en el 2013. Además de esto, y para no perder la costumbre, también se alerta de una partida contaminada por salmonella de germinados, en esta ocasión, chía.

Fuente: SABEMOS

Los iluminados del gluten

August 26th, 2016

gluten-free Hearty Seeded Bread

No sé cuándo empezó. Ni quién comenzó a demonizar el gluten. Sí que fue hace pocos años. Y que ahora está en su momento álgido. Los estantes de los supermercados están llenos de productos sin gluten. Se anuncian sugiriendo en su envase que están libres de una sustancia tóxica. Es tal el sinsentido que hasta los cosméticos se anuncian libres de gluten. Lo peor es que los que siguen una dieta sin estas proteínas presumen de ello como iluminados que han detectado un gran engaño de la industria. Los engañados son ellos. Comer sin gluten no es más sano.

El gluten es apodado como el músculo de la harina porque está formado por proteínas. Se encuentra en la semilla de muchos cereales, como el trigo, la cebada, o el centeno. La masa del pan es elástica y es esponjosa tras el horneado gracias al gluten. Por esta propiedad se usa también para hacer algunas salsas o para dar consistencia a algunos medicamentos.

Modernos gurús de la alimentación con libros superventas o artistasreconvertidas en expertas nutricionistas, como la actriz Gwyneth Paltrow, comen sin gluten. Ella asevera que no debería comerlo nadie porque los humanos no lo toleramos. La voluptuosa Kim Kardashian asegura que para lucir bien hay que comer sin gluten. Las cantantes Miley Cyrus y Lady Gaga alertan a sus seguidores de que el gluten engorda y es dañino.

Comer sin gluten no adelgaza. Lo que adelgaza es dejar de comer una barra de pan al día, pizzas, bollería y demás alimentos hechos con harinas refinadas. Si uno sustituye los alimentos con gluten por verduras, carne, pescado o fruta, seguramente baje de peso, pero nada tendrá que ver con quitar este nutriente de la dieta. Lo malo es que quien elimina de su dieta los cereales integrales, además del gluten, estará quitando de su alimentación vitaminas, minerales y fibra. Y quien sigue llevando una mala dieta pero con galletas y pan libres de gluten engordará. Son más calóricos porque para lograr que sean sabrosos se suele sustituir este ingrediente por azúcares o grasas.

Muchas personas atribuyen a la dieta libre de gluten su mejor estado de ánimo y físico. Lo cierto es que mucha gente que sufre algún estrés emocional se refugia en estas modas. Creen encontrar el origen de todos sus males en la enfermedad de turno. Al estar expuestos a mucha información y alertas sobre el potencial peligro de una sustancia pueden llegar a presentar síntomas aunque no padezcan la enfermedad. En el siglo XIX lo típico era sufrir parálisis y convulsiones. En la década de 1990 se hablaba mucho de la candidiasis en los medios y los médicos recibían muchos pacientes que estaban convencidos de que sus síntomas se debían a ello. Hoy en día, rara vez un paciente pregunta por este hongo; esos mismos síntomas los suelen atribuir a intolerancia a algún alimento o a alergias. La celiaquía ha quedado trivializada.

Los celiacos, intolerantes al gluten de verdad, son cerca de un 1% de la población. En España, se estima que uno de cada 150 personas sufre la enfermedad, o sea unos 450.000, de los que apenas unos 40.000 están diagnosticados. En su mayoría son niños. Hay diferentes grados y hay personas celíacas que no notan los síntomas a menos que tomen una cantidad considerable de gluten. Para diagnosticarlo es necesario hacer un análisis de sangre y someterse a una dieta sin gluten para observar si los síntomas remiten y así identificar al gluten como causante del malestar. Pero la prueba diagnóstica definitiva es la biopsia intestinal. Si da positivo, el único tratamiento efectivo que existe por el momento es evitar comer gluten de por vida.

Lo positivo de esta moda es que la industria no ha dejado pasar la oportunidad de crear nuevos productos gluten free y ahora los celiacos disponen de más variedad para consumir. Lo siniestro es que ha promovido tanto el consumo de sus nuevos productos que ha creado un ejército de consumidores confundidos. Están guiados por los iluminados del gluten, esos que dan lecciones sin ningún sustento científico. Esos que han caído en la trampa del mercantilismo de la que, triunfantes, creían haber salido.

Autora: América Valenzuela
Fuente: Infolibre

¿Cuánto dura realmente un yogur?

August 25th, 2016

Aloe Vera Yogurt

¿Qué es el yogur?

En pocas palabras, el yogur es un alimento que se obtiene a partir de la fermentación de leche, sobre la que se suele actuar para conseguir incrementar su extracto seco y conseguir así que el producto final tenga una consistencia adecuada. La definición que establece la legislación es la siguiente: “Se entiende por «yogur» o «yoghourt» el producto de leche coagulada obtenida por fermentación láctica mediante la acción deLactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus a partir de leche pasterizada, leche concentrada pasterizada, leche total o parcialmente desnatada pasterizada, leche concentrada pasterizada total o parcialmente desnatada, con o sin adición de nata pasterizada, leche en polvo entera, semidesnatada o desnatada, suero en polvo, proteínas de leche y/u otros productos procedentes del fraccionamiento de la leche”. (Como curiosidad, observa que esta definición implica que muchos de los productos lácteos a los que habitualmente llamamos yogures, como Actimel, Activia, etc., realmente no lo son, dado que utilizan otros fermentos lácticos. Por eso no muestran las palabras “yogur” o “yoghourt” en su etiquetado). Por otra parte, la legislación indica además que “los microorganismos productores de la fermentación láctica deben ser viables y estar presentes en el producto terminado encantidad mínima de 1×10colonias por gramo o mililitro“.

¿Cómo se elabora el yogur?

De forma muy breve, las etapas más importantes para la elaboración del yogur y que nos interesan para poder dar respuesta a las preguntas que nos planteábamos al comienzo, son las siguientes (hablamos del yogur firme natural, es decir, de consistencia sólida y sin azúcar, ni aditivos u otros ingredientes, como frutas, cereales, etc.):

  • La leche, obtenida de forma higiénica a partir de animales sanos, es enfriada a 4ºC y mantenida a esa temperatura hasta su posterior tratamiento en la industria transformadora (ya hablamos sobre todo ello en un artículo anterior).
  • Una vez que la leche llega a la industria, se realizan una serie deanálisis para conocer su calidad (temperatura, relación peso/volumen, contenido de grasa y proteínas, contenido total de bacterias, recuento de células somáticas,  presencia de bacterias patógenas, presencia de antibióticos, residuos de productos de limpieza, bacteriófagos, enzimas, etc.). Es fundamental partir de una leche con una adecuada calidad bacteriológica, que permita posteriormente el crecimiento de los fermentos lácticos.
  • Si la leche es apta para la elaboración de yogur, se estandariza, es decir, se ajusta su proporción de grasa y de extracto seco magro. Esto se hace para poder obtener un yogur homogéneo, con una consistencia adecuada, y también para cumplir con los requisitos que establece la legislación con respecto a su composición. Para ello existen varias alternativas, como ya hemos visto en la definición anterior, aunque quizá lo más frecuente es añadir leche en polvo.
  • El siguiente paso consiste en realizar un desaireado para eliminar la posible presencia aire (que dificultaría el procesado de la leche y enranciaría el producto) y un tratamiento dehomogeneización (principalmente para prevenir la separación de la grasa).
  • En la siguiente etapa, la leche es sometida a un proceso depasteurización. Este tratamiento térmico, que consiste en aplicar una determinada temperatura durante un periodo de tiempo concreto, asegura la destrucción de la mayor parte, si no todas, lasformas vegetativas de los microorganismos presentes (algunas combinaciones de temperatura y tiempo son, por ejemplo: 85ºC durante 30 minutos, 90-95ºC durante 5-10 minutos, etc.)  Esto es de gran importancia, no sólo porque acaba con las formas vegetativas de los microorganismos patógenos, sino porque además reduce la población microbiana que podría interferir con el desarrollo de las bacterias lácticas que van a fermentar la leche para producir yogur. Eso sí, algunos microorganismos esporulados y enzimas termoestables pueden resistir ese tratamiento (más adelante veremos qué consecuencias puede tener esto).
  • Después del tratamiento térmico, se enfría la leche hasta una temperatura de 40-45ºC, valores óptimos para el desarrollo de los microorganismos que se van a inocular: Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus. 
  • Una vez inoculadas estas bacterias, la leche se introduce en los envases en los que se va a comercializar el futuro yogur, que son tapados y mantenidos a esa temperatura de 40-45ºC para favorecer la fermentación. Lo que sucede a continuación es que las bacterias lácticas que acabamos de mencionar comienzan a desarrollarse, transformando la lactosa de la leche en ácido láctico, lo que provoca un descenso del pH.
  • El descenso del pH provoca a su vez la desestabilización de las proteínas de la leche, lo que conduce a la precipitación de lacaseína, dando lugar a la formación del gel que constituye el yogur (es decir, una red tridimensional de proteínas que atrapa agua en su interior). Este fenómeno se produce cuando el valor del pH es de 4,7-4,6, ya que constituye el punto isoeléctrico de las proteínas, es decir el punto en el que su carga neta es nula (ya hablamos aquí sobre ello).

… …

Licencia Creative Commons

Post completo en: Gominolas de Petróleo

Los alimentos orgánicos no son más saludables y seguros que los convencionales

August 20th, 2016

Los alimentos orgánicos se ha convertido en el sector de más rápido crecimiento de la industria de alimentos en Estados Unidos, con ventas que aumentan de a dos dígitos cada año. Mucha gente que los consume siente como que se está ayudando a sí misma y al planeta.

Pero la verdad es que no hay más beneficios para la salud por comer alimentos orgánicos. Además, es probable que sea peor para el medio ambiente.

No son más nutritivos ni más seguros

Una etiqueta orgánica envía nuestro escepticismo y sentido común por la ventana. En un estudio publicado en Food Quality and Preference los participantes consumieron dos series de productos alimenticios absolutamente idénticos, unos marcados como “orgánicos” y otros que no. Declararon que la comida que creen que es “orgánica” era más baja en calorías y más nutritiva, y estaban dispuestos a pagar un 16% a un 23% más.

De nuevo en 2012, la Universidad Stanford publicó un estudio con resultados de cuatro décadas de investigación que comparó la comida orgánica y regular. Ellos esperaban encontrar pruebas de que los orgánicos fueran nutricionalmente superiores.  Su conclusión“A pesar de la percepción generalizada de que los alimentos producidos orgánicamente son más nutritivos que los convencionales, no hemos podido encontrar pruebas sólidas para apoyar esta percepción”.

Un nuevo estudio, publicado este año en Cogent Food & Agriculture, muestra la misma cosa: “Los resultados de los estudios científicos no demuestran que los productos orgánicos sean más nutritivos y más seguros que los alimentos convencionales”.

Tampoco son mejores para el planeta

“No importa eso”, dirá mucha gente, “Yo no como orgánicos debido a los beneficios para la salud, sino porque me importa el planeta”. Pero esto es todavía más erróneo.

Sí, la agricultura ecológica hará que en un campo un agricultor utilice menos energía, generando menos gases de efecto invernadero y con menos fugas de nitrógeno. Pero tengan en cuenta la imagen más grande: la agricultura ecológica es mucho, mucho menos eficiente que la agricultura regular. El agricultor necesitará más campos para hacer crecer la misma cantidad de productos. No sólo porque por ser orgánico significa menos fertilizantes y más insectos y plagas, sino también porque la tierra tiene que estar vacía o ser plantadas con leguminosas para reconstruir la fertilidad entre los ciclos de cultivo.

Un gran estudio realizado en Europa, publicado en Journal of Environmental Management, encontró que para producir el mismo galón de leche orgánica se necesita 59% más tierra. Para producir carne, se necesita 82% más tierra, y para los cultivos, más de 200%. Eso afectaría a una gran cantidad de bosques y otras extensas áreas de la naturaleza para ser destinadas al cultivo, y todo para sentirse mejor al comprar en el supermercado.

Si la producción agrícola de Estados Unidos fuera totalmente orgánica, significaría que tendríamos que convertir un área más grande que el tamaño de California en tierras de cultivo. Es lo mismo que la erradicación de todas las zonas verdes y tierras silvestres en 48 Estados.

Por otra parte, al comer algo orgánico, serías responsable de casi la misma cantidad de emisiones de gases de invernadero que si se hubieras elegido un producto regular. Esos son los gases que provocan el calentamiento global. Y los productos orgánicos significan más de algunas otras malas cosas ambientales: un 10% más de óxido nitroso, amoniaco y acidificación, al tiempo que contribuye casi un 50% más a la lixiviación de nitrógeno.

No evita el uso de pesticidas desagradables

La agricultura ecológica puede utilizar cualquier cosa y llamarle pesticida natural. Esto incluye también al sulfato de cobre, que la Universidad de Cornell describe como “altamente tóxico para los peces”, incluso a las dosis recomendadas y que ha causado enfermedad hepática en Francia. O piretrina, que es “extremadamente tóxico para los peces”, “altamente tóxico para las abejas”, y se ha relacionado con un aumento en la leucemia entre los agricultores.

Por supuesto, los alimentos convencionales no orgánicos tienen un mayor riesgo de contaminación por plaguicidas. Los cálculos aproximados indican que todos los plaguicidas utilizados en los Estados Unidos podrían causar aproximadamente 20 muertes por cáncer adicionales por año. Ahora bien, eso tiene la misma probabilidad de riesgo anual que una persona corre de ser mutilada a muerte por una vaca.

Si todos en EE.UU. fueran alimentados con productos orgánicos costaría $200 millones de dólares más al año. Este es dinero que no se podría gastar en cosas que importan.

Piensen en los habitantes más pobres del mundo, que necesitan alimentos más baratos, lo que significa una agricultura más eficiente. Se necesita un mejor acceso a los fertilizantes y pesticidas regulados, no menos.

Los compuestos orgánicos no son mejores para su salud, son peores para la naturaleza, y son terribles para los pobres del mundo. Este tipo de agricultura orgánica hace que las personas con más dinero lo gasten para apoyar prácticas agrícolas menos eficientes, y así sentirse mejor acerca de sus opciones de consumo.

La próxima vez que vean una etiqueta orgánica al menos permítanse una dosis de escepticismo sano.

Licencia CC

Fuente: Rebdo.org

Identificación de paleococineros por las marcas en los huesos

August 12th, 2016

Ciencia y Alimentación. Identificación de paleococineros por las marcas en los huesos. Rafael Barzanallana

Una investigación experimental encabezada por Antonio J. Romero del Departamento de Geografía, Prehistoria y Arqueología de la UPV/EHU muestra que las mordeduras humanas de huesos tienen características distintivas que permiten diferenciarlas de las producidas por otros animales, y que el cocinado previo de la carne influye en la aparición de estas marcas. Este estudio aporta valiosas conclusiones para el análisis de restos de comida encontrados en yacimientos.

Los yacimientos arqueológicos hablan de la vida cotidiana de las gentes de otros tiempos. Sin embargo, saber leer esta realidad no suele ser algo sencillo. Conocemos que las sociedades del Paleolítico vivían de la caza y la recolección, pero los huesos que se encuentran en los asentamientos prehistóricos no siempre son desperdicios de comida de las sociedades que allí vivían. O no sólo son eso. Este tipo de gentes eran nómadas y solían moverse constantemente por el territorio, por lo que sería habitual el merodeo de otros depredadores, como hienas o lobos, en busca de las sobras de comida de los humanos. O incluso, en determinado momento, los carnívoros podrían utilizar como refugio una cueva abandonada por las gentes de la Prehistoria y criar allí a sus cachorros, introduciendo huesos de los animales capturados para alimentarlos. Estos depredadores solían morder los huesos, dejando en ellos improntas de sus dientes.

Por tanto, es muy difícil identificar, por ejemplo, una paletilla de muflón consumida asada hace varios miles de años, de la que hoy sólo quedan algunos fragmentos de hueso. Para poder llegar a identificar casos como ese, una vía novedosa es analizar las marcas que generamos en los huesos los humanos durante el consumo de carne en la actualidad. Los seres humanos no sólo modificamos los huesos al usar sobre ellos cuchillos de piedra y al exponerlos al fuego para cocinarlos, sino que también producimos, como otros animales, marcas de mordeduras sobre las superficies óseas al arrancar la carne para alimentarnos.

… …

Ampliar en: Cuaderno de Cultura Científica

Tabla periódica de los elementos frente Tabla diaria de los alimentos

August 3rd, 2016

Tabla de los alimentos 2

Puedes ampliar la imagen pinchando aquí

En realidad, esta imagen no es nada más que una adaptación curiosa del plato de la alimentación saludable de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, realizada por el nutricionista Juan Revenga.

a tabla en líneas generales tiene 6 grupos de alimentos sobre los que hacer recomendaciones y sobre los que habría que plantear un patrón de alimentación cotidiano adecuado:

  • La hidratación.
  • Las grasas de adición.
  • El grupo de alimentos de las verduras y hortalizas.
  • El de las frutas.
  • El de los alimentos ricos en hidratos de carbono, muy en especial los cereales.
  • Los alimentos especialmente ricos en proteínas

Las proporciones mandan, para que te hagas una idea del papel que han de representar los consabidos grupos en el día a día… al igual que sucede en la fuente original.

Además, te encontrarás, dentro de cada grupo encontrarás menciones a alimentos que:

  • Dentro que ese grupo es mejor limitar… y que los encontrarás en esa imagen con una barra que los cruza de lado a lado y,
  • Alimentos que dentro de ese grupo es mejor evitar… y que te los encontrarás “sombreados”.

No hay mucho más que explicar, el propósito de estas herramientas es precisamente su sencillez, que a apartir de una imagen te hagas una composición de lugar más o menos válida. Si al mismo tiempo te divierte o entretiene, el objetivo es completo.

Artículo completo en: El nutricionista de la General

Las sustancias químicas en los alimentos

August 2nd, 2016

Qué es un transgénico, su valor alimentario y su seguridad

August 2nd, 2016

GMO Answers lanzó su nuevo portal en castellano, un espacio en el que se ofrecen recursos en español sobre los cultivos y alimentos transgénicos. En este post se muestran dos infografías que aportan información importante para el entendimiento básico de en qué consiste la biotecnología agraria y alimentaria.

La primera ofrece información acerca de qué es un OGM y por qué los agricultores eligen los organismos modificados genéticamente (OMG), respondiendo a preguntas básicas que preocupan a los consumidores. La segunda infografía se abordan las preguntas frecuentes sobre la salud y seguridad de los OMGs.

GMO Answers infografia OMGs

GMO Answers infografia seguridad OMGs

 

Desperdiciar menos carne y comida si nos preocupa el futuro del planeta

September 14th, 2014

Ciencia y Alimentación. Desperdiciar menos carne y  comida si nos preocupa el futuro del planeta. Rafael BarzanallanaSi el consumo de carne y la cantidad de comida que tiramos continúa al ritmo actual, sólo la producción de alimentos acapararía todas las emisiones de gases de efecto invernadero que el planeta se puede permitir en 2050, y aún así sería insuficiente para alimentar a sus 9600 millones de habitantes.

Así lo pone de manifiesto un estudio publicado en la revista Nature Climate Change, realizado por investigadores de las universidades británicas de Aberdeen y Cambridge y liderado por la investigadora Bojana Bajzelj, del Departamento de Ingeniería de esta última universidad.

Los investigadores han utilizado datos actuales sobre la explotación de cultivos y el uso de los mismos no sólo para cultivar sino también para producir alimento para el ganado y biomasa para construir modelos de simulación de los posibles escenarios a los que nos enfrentaríamos en 2050 si todo sigue como hasta ahora, explica Bajzelj en una entrevista.

El estudio muestra que seguir consumiendo carne y derivados de la leche al ritmo actual implica tal aumento de la superficie de cultivo, y por tanto de deforestación, de uso de fertilizantes y consumo de agua que el sector agrícola y alimentario incrementaría sus emisiones en un 80 % en 2050.

Advierten cómo la dieta americana y la moda de consumir hamburguesas se está extendiendo, y al consumo desproporcionado de carne en los países desarrollados se suma un aumento en los países en desarrollo por parte de las personas que van teniendo mayor poder adquisitivo.

Preven que ambas tendencias crezcan con el aumento de la población: “Si la dieta global se mantiene como hasta ahora pagaremos un elevado precio en términos de deforestación y pérdida de biodiversidad”, agrega la investigadora.

Las conclusión de los investigadores es que es “un imperativo” encontrar maneras de lograr la seguridad alimentaria global sin necesidad de seguir expandiendo las tierras de cultivo, y que lo que escogemos al hacer la compra es “importante”, como también lo es reducir las cantidades ingentes de comida que desperdiciamos.

Ampliar en:  teinteresa.es Ciencia

La química de las legumbres y el bicarbonato

September 13th, 2014

“Cuando ponemos a remojo las legumbres para que estas se ablanden, se recomienda añadir una pizca de bicarbonato sódico (carbonato ácido de sodio). De este modo cuando se cuezan evitaremos que se queden duras por dentro.”

Una de las principales características del agua de algunas zonas de España es la dureza de la misma, como ya vimos en un post anterior. Cuando hablamos de dureza nos referimos (en líneas generales) a la presencia de Calcio y Magnesio en forma de óxidos.

El calcio puede precipitar en forma de carbonato cálcico si al medio (la cazuela con agua) añadimos bicarbonato sódico.

alt=

Ya tenemos claro que el bicarbonato se usa para eliminar el calcio del agua, pero exactamente para que queremos eliminar el calcio y que relación tiene con las legumbres?

El calcio presente en el agua, y en mayor medida en las aguas duras, reacciona con la Pectina de las legumbres formando pectatos. La Pectina son heteropolisacáridos (azúcares) que constituyen las paredes de las células vegetales. La Pectina es responsable de controlar la porosidad de la pared celular.

De modo que la formación de pectatos provoca que las legumbres se endurezcan. Eliminando el calcio con ayuda del bicarbonato, interrumpimos la formación de pectato.

Ampliar en:  El alquimista Cornelius

Como se modifican genéticamente los cultivos

September 4th, 2014

Ciencia y Alimentación. Como se modifican los cultivos. Rafael Barzanallana

Más grasas y menos carbohidratos para adelgazar

September 3rd, 2014

Ciencia y Alimentación. Más grasas y menos carbohidratos para adelgazar. Rafael BarzanallanaCada vez se acumulan más pruebas de que una dieta alta en carbohidratos y baja en grasa es un error. Aún así, hay médicos que aún sabiendo que al bajar la ingesta de carbohidratos se facilita la pérdida de peso, tienen miedo de que el exceso de grasa afecte al corazón. Este miedo es injustificado.

El último clavo en el ataúd de la dieta baja en grasa es este artículo publicado en Annals of Internal Medicine por un equipo de la universidad de Tulane en Nueva Orleans.

El estudio clínico se realizó con 148 personas sin historial de diabetes o enfermedad cardiovascular. Un grupo se alimentó con una dieta baja en carbohidratos (menos de 40 gramos al día, con un 40% de las calorías de grasa), y otro con una dieta baja en grasa (menos del 7% de las calorías). Lo más importante, a ambos grupos les dieron consejos de nutrición durante el ensayo.

De media, al cabo de un año, el grupo con la dieta baja en carbohidratos había perdido 3,5 kilos más que el grupo bajo en grasas.

¿Qué ocurrió con el colesterol? Ya sabes que hay dos tipos, y lo que importa no es tanto el nivel, como la relación entre el colesterol “malo” LDL y el colesterol “bueno” HDL.

El colesterol “malo” o LDL se mantuvo en los dos grupos más o menos igual. Sin embargo, el grupo con la dieta baja en carbohidratos vio cómo aumentaba su nivel de colesterol “bueno” HDL y bajaban sus triglicéridos. Es decir, la dieta alta en grasa y baja en carbohidratos mejoraba los indicadores que predicen las enfermedades cardiovasculares.

Fuente:  QUO

Plomo y cadmio encontrados en chocolates de Brasil

September 3rd, 2014

Ciencia y Alimentación. Plomo y cadmio encontrados en chocolates de Brasil. Rafael BarzanallanaLos científicos han encontrado que las muestras comerciales de chocolate comprado en Brasil contienen diferentes niveles de plomo y cadmio, que pueden causar problemas de salud, y esos niveles están vinculados a la cantidad de cacao que contiene un producto. Reportaron sus hallazgos, que podrían tener implicaciones para la salud – especialmente para los niños – en ACS ‘Journal of Agricultural and Food Chemistry.

Solange Cadore y colegas destacan que el chocolate tiene muchos beneficios potenciales para la salud debido a los altos niveles de flavonoides y antioxidantes en su ingrediente estrella, el cacao. Pero también explican que otras investigaciones han sugerido que los componentes no deseados pueden encontrarse en el delicioso producto. Estudios anteriores han demostrado que los cultivos pueden tener plomo y cadmio – dos metales de origen natural. El plomo puede causar dolor abdominal, dolores de cabeza y anemia en adultos.

En los niños, puede causar cambios de comportamiento y retraso en el lenguaje, entre otros problemas. El cadmio puede causar daños a varios órganos. También tiene efectos similares a los estrógenos y altera algunas hormonas. Preocupados  porque el chocolate podría contener plomo y cadmio, el equipo de Cadore se propuso analizar muestras comerciales  para detectar los metales.

Los investigadores probaron 30 muestras de productos de chocolate negro y blanco y con leche, comprado en Brasil. La mayoría eran marcas brasileñas, algunas de las cuales también se venden en EE.UU. Han encontrado que los chocolates oscuros tenían las cantidades más altas de plomo y cadmio, pero todos los niveles cayeron por debajo de los límites máximos permitidos de consumo en Brasil, la Unión Europea (UE) y los establecidos por la  Organización Mundial de la Salud . La Food and Drug Administration de Estados Unidos, sin embargo, recomienda que el nivel de plomo en los dulces no debe exceder de 100 nanogramos por gramo (ng/g) de producto- dos muestras superan este umbral por alrededor de 30 a 40 ng/g.

En lo que respecta al cadmio, los investigadores calcularon que si un niño que pesa unos 15 kg come alrededor de nueve gramos de chocolate al día (menos de una cuarta parte de una barra de chocolate regular), el niño podría consumir un máximo del 20 por ciento de la ingesta semanal tolerable en la UE -sugerida del metal. Los investigadores señalan que sólo una fracción de plomo o cadmio podría absorberse en el torrente sanguíneo de una persona, pero los niveles que se encuentran en el chocolate negro son  preocupantes.

Fuente: “Cadmium and Lead in Chocolates Commercialized in Brazil” J. Agric. Food Chem., 2014, 62 (34), pp 8759–8763. DOI: 10.1021/jf5026604 Abstract

Cómo actúa la cafeína en el cerebro

August 30th, 2014

El canal en YouTube AsapSCIENCE, dedicado a explicar aspectos científicos en situaciones de la vida cotidiana, trata en un vídeo sobre la cafeína. Naturalmente producimos adenosina, una sustancia química que regula la actividad del cerebro y la sensación de cansancio, este se acumula y por eso nos sentimos fatigados al final del día. La cafeína tiene una estructura similar, pero sin la parte de la somnolencia, así que al entrar en nuestro cerebro la cafeína se enlaza a los receptores de adenosina y nos mantiene despiertos. Sin embargo el cerebro comienza a producir más receptores de adenosina para contrarrestar los efectos de la cafeína y por eso es que, a largo plazo, se requerimos mayores dosis de café y cuando dejamos de tomarlo nos sentimos más cansados de lo habitual.

Pero además estimula la producción de adrenalina y evita que el cerebro reabsorba la dopamida, hormona que nos hace sentir más felices y por eso se dice que actúa de manera similar a la cocaína, claro, en menor escala.

Alergia a una leguminosa llamada altramuz o lupino

August 22nd, 2014

Ciencia y Alimentación. Alergia a una leguminosa llamada altramuz o lupino. Rafael BarzanallanaEl altramuz (también llamado “lupino”) es una leguminosa que pertenece a la misma familia que el cacahuate o maní. “Para muchas personas es seguro consumir altramuz o ingredientes derivados de él, como su harina”, explica el Dr. Stefano Luccioli, M.D., un alto asesor médico de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés). “Pero en las publicaciones médicas se informa de reacciones alérgicas al altramuz, algunas de las cuales pueden ser graves”.

Entre las reacciones puede estar la anafilaxia (una respuesta severa a un alérgeno que puede llegar al estado de choque), la cual es potencialmente mortal y puede presentarse con suma rapidez. Los alérgenos son sustancias, tales como el altramuz, que pueden causar reacciones alérgicas.
Como ocurre con la mayoría de los alérgenos alimentarios, las personas pueden desarrollar una alergia al altramuz con el tiempo. Sin embargo, para quienes ya son alérgicos a alguna leguminosa, consumir altramuz podría causar una reacción al primer contacto. Los estudios demuestran que las personas que son alérgicas al cacahuete o maní, en particular, parecen tener una mayor probabilidad de presentar una alergia al altramuz. “Aunque muchos padres de familia saben cómo buscar y evitar los ingredientes que contienen cacahuate en la dieta de sus hijos alérgicos a esta leguminosa, es posible que no tengan idea de qué es el altramuz ni de si es un ingrediente que podría o no perjudicar a su hijo”, advierte el Dr. Luccioli.
Aunque el altramuz es un alimento básico para muchos europeos —quienes pueden estar más conscientes de sus propiedades alergénicas y más acostumbrados a verlo en las listas de ingredientes—, en el mercado estadounidense es relativamente nuevo. Algunos estadounidenses tal vez no hayan escuchado de esta leguminosa, que puede ser encontrada en la forma de “lupini beans” (tremosos) en tiendas italianas y otros establecimientos de especialidades étnicas, así como en alimentos envasados.

A menudo se encuentra en los productos sin gluten

Pero es probable que el altramuz cobre popularidad, sobre todo porque los ingredientes derivados de esta leguminosa son buenos sustitutos de las harinas que contienen gluten y con frecuencia se usan en los productos elaborados sin este conjunto de proteínas.
“Hoy en día vemos más productos sin gluten en los pasillos del supermercado”, señala el Dr. Luccioli, y los consumidores, que cada vez son más conscientes del gluten, están comprando estos productos. Por consiguiente, cada vez es más importante que reconozcan que el altramuz es un alérgeno potencial.

Lea la etiqueta

La ley exige que las etiquetas de los alimentos indiquen los ingredientes del producto. De ahí que, cuando el altramuz está presente en un alimento, tiene que aparecer en la en la etiqueta. Así, los consumidores que deseen evitar el altramuz o lupino —y los que son alérgicos al cacahuate deben tener especial cuidado— podrán identificar su presencia buscando las palabras altramuz o lupino en la etiqueta.
¿Qué debe hacer si cree tener una reacción alérgica causada por el altramuz o por un ingrediente derivado del mismo? (Los síntomas de una posible reacción alérgica incluyen urticaria, inflamación de los labios, vómito y dificultad para respirar). “Deje de comer el producto y procure atención o consejo médicos de inmediato”, urge el Dr. Luccioli.

Fuente: herenciageneticayenfermedad

Obesidad infantil, un problema del presente con mirada hacia el futuro

August 21st, 2014

Ciencia y Alimentación. Obesidad infantil, un problema del presente con mirada hacia el futuro. Rafael Barzanallana

“Según los datos del MINSAL, el 34% de los niños chilenos menores de seis años sufre obesidad o sobrepeso”.

Lo anterior no responde a un fenómeno aislado, es una expresión de la sociedad en su conjunto. Según el informe 2014 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Chile es el séptimo país con adultos más obesos (25,1%) y el cuarto con mujeres más obesas (30,7%).

La obesidad es la patología más prevalente en la actualidad y ha aumentado en forma dramática en niños y adolescentes en los últimos años, en especial desde los años 90. En la actualidad, las principales causas de muerte en Chile se asocian con el sobrepeso, por lo que es fundamental prevenir estas enfermedades desde las primeras etapas de la vida.

¿Qué factores se asocian a la obesidad?

La obesidad se causa fundamentalmente por un desequilibrio entre la ingesta y gasto calórico. Sin embargo, este proceso es influenciado por varios factores, tanto genéticos como ambientales.

La OMS reconoce que la prevalencia creciente de la obesidad infantil se debe principalmente a cambios sociales. En este sentido, la obesidad no está relacionada únicamente con el comportamiento del niño. Al contrario, es esencialmente una expresión de las relaciones sociales, la base económica y las políticas en todas sus aristas, sean materias de agricultura, transportes, planificación urbana, medio ambiente, educación, y procesamiento, distribución y comercialización de los alimentos. Es decir, la relación alimentaria es expresión de la sociedad.

¿Cómo avanzar hacia la disminución de la obesidad infantil?

Es una tarea inmensa. Lo que quiero expresar es que, si bien una familia puede influir en gran medida sobre los hábitos alimentarios de sus niños, esto se desvanece cuando los factores externos no proveen las herramientas de desarrollo necesarias para sostener un estilo de vida saludable.

¿Se imaginan cómo una familia que ambos padres trabajan día y noche ganando un sueldo cercano al mínimo, puedan proveer de alimentos saludables y educación a sus hijos?

Es difícil hablar de soluciones cuando el acceso a la educación y salud de calidad es deficitario. Solucionar el problema con una mirada salubrista no depende sólo del esfuerzo individual -como algunos teóricos quieren hacernos pensar-. El problema es fundamentalmente social y, por consiguiente, requiere un enfoque poblacional, multisectorial, multidisciplinario y adaptado a las circunstancias culturales.

Fuente:  Matasanos

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...