Bacterias transmitidas por alimentos causan infección potencialmente fatal del corazón

Investigadores de la Universidad de Illinois (EE.UU.) en Chicago College of Medicine, han descubierto que determinadas cepas de bacterias transmitidas por alimentos son capaces de invadir el corazón, dando lugar a infecciones del corazón difíciles de tratarlas y graves.

La bacteria Listeria monocytogenes, se encuentra comúnmente en los quesos blandos y productos refrigerados listos para el consumo. En individuos sanos, las infecciones de listeria son generalmente leves, pero para los individuos susceptibles y la infección a edad avanzada, puede resultar en una enfermedad grave, generalmente asociada con el sistema nervioso central, la placenta y el feto en desarrollo.

Alrededor del 10 por ciento de las infecciones de listeria graves implican una infección cardiaca, de acuerdo con Nancy Freire, profesor asociado de microbiología e inmunología y principal investigador del estudio. Estas infecciones son difíciles de tratar, con más de un tercio de probabilidades de ser fatal, pero no se han estudiado ampliamente y son poco conocidas.

Freire y sus colegas obtuvieron una cepa de listeria que había sido aislado de un paciente con endocarditis o infección del corazón. “Esto parecía ser una cepa inusual, y la propia infección fue inusual,” dijo. Por lo general, con endocarditis se da el crecimiento de bacterias en las válvulas del corazón, pero en este caso la infección había invadido el músculo cardíaco. Los investigadores estaban interesados en determinar si la predisposición del paciente condujo a la infección del corazón o si algo diferente acerca de la cepa que causó apuntar al corazón.

Los resultados del estudio sugieren que estas variedades asociadas al corazón muestran proteínas modificadas en su superficie que les permiten dirigirse a este órgano y producir una infección bacteriana. “Descubrimos similitudes genéticas claras entre la Listeria que invade el corazón y otras variedades. Estas similitudes están relacionadas con las proteínas de la superficie de la bacteria”, añade Freitag.

El grupo espera desarrollar pruebas diagnósticas basadas en marcadores genéticos bacterianos. La investigadora avanza que estas pruebas podrían utilizarse para distinguir las variedades de Listeria aisladas de epidemias alimentarias, plantas de procesamiento de alimentos o infecciones clínicas que sitúan a los pacientes bajo mayor riesgo de enfermedad cardiaca.

La capacidad para identificar las variedades de Listeria que se dirigen al corazón podría mejorar las infecciones y ayudar a proteger a los grupos vulnerables. “Pacientes con implantes de válvulas cardiacas o enfermedad cardiaca anterior serían más susceptibles a estas infecciones cardiacas de Listeria. No está claro por qué sucede esto pero podría ser que los tejidos dañados proporcionen una entrada adicional a la infección. Creemos que este riesgo podría ser mayor si los individuos estuvieran expuestos a las variedades que se dirigen al corazón”, concluye Freitag.

Fuente:  ScienceDaily

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Tags:

Leave a Reply

*