Archive for July, 2011

En Reino Unido los niños menores de ocho meses consumen demasiada sal

Sunday, July 31st, 2011

El setenta por ciento de los bebés menores de ocho meses de edad, tienen un consumo de sal (cloruro de sodio) por encima del nivel máximo recomendado del Reino Unido, debido a que se alimentan con productos salados y procesados como el extracto de levadura, salsas, frijoles al horno y  espaguetis enlatados.

A muchos también se les da leche de vaca, que tiene niveles más altos de sal que la leche materna o de fórmula, ya que es su principal bebida a pesar de las recomendaciones de que no debe ser utilizada de esta manera hasta que el bebé tenga por lo menos un año de edad. Los altos niveles de sal puede dañar los riñones en desarrollo, dar a los niños el gusto por alimentos salados y establecer malas prácticas de alimentación que persisten en la edad adulta y pueden  dar lugar a problemas de salud más adelante.

Estos son los últimos hallazgos de investigadores de la Universidad de Bristol (Reino Unido)  sobre la base de casi 1200 niños participantes en  un  estudio que acaba de publicarse en internet en la revista European Journal of Clinical Nutrition.

Los investigadores encontraron que en la mayoría de los bebés se introdujeron por primera vez los sólidos alrededor de 3-4 meses, la ingesta de sal significa para el grupo más alto, de ocho meses, más del doble de la recomendación máxima para ese grupo de edad (400 mg de sodio por día hasta 12 meses ). Los niños en este grupo a menudo consumen leche de vaca como bebida principal, que tiene un alto contenido de sodio de 55 mg por 100 g frente a la materna  (15 mg por 100 g) o leche de fórmula (15-30 mg por 100 ml). También ingerían tres veces más la cantidad de pan en comparación con el grupo más bajo, y se les dio sabores salados, como el extracto de levadura y salsas.

En el Reino Unido, la mayoría de la sal consumida por los individuos se añade a los alimentos durante su fabricación, con una proporción relativamente pequeña adicionada al cocinar o en la mesa y es  habitual que los consumos en los niños y los adultos son muy superiores a las directrices NICE (National Institute for Health and Clinical Excellence).

Hablando de los resultados, el Dr. Pauline Emmett y Cribb Vicky, los nutricionistas que llevaron a cabo la investigación, afirmaron:

“Estos hallazgos muestran que la ingesta de sal debe reducirse considerablemente en los niños de este grupo de edad. Los bebés necesitan alimentos especialmente preparados para ellos, sin sal agregada, por lo que es importante adaptar la dieta familiar.”

“Esta investigación sugiere que un consejo claro es necesario para los padres, sobre qué alimentos son adecuados para los niños. Este se debe ofrecer a todos los padres y cuidadores y debe incluir el consejo importante de no utilizar la leche de vaca como bebida principal antes de los 12 meses de edad.”

Agregaron que:

“Teniendo en cuenta que tres cuartas partes de la sal en la dieta provienen de alimentos procesados para adultos, el éxito de las estrategias de reducción de la sal sólo pueden lograrse con la cooperación de la industria alimentaria. Los fabricantes tienen la responsabilidad de reducir el contenido de sal de los productos alimenticios. Este proceso ya ha comenzado en el Reino Unido, pero aún queda mucho por hacer. Si este estudio se repite hoy en día es probable que hubiera alguna mejora pero no lo suficiente para proteger la salud de los bebés. ”

Fuente: EurekAlert¡

Efectos del alcohol en el cerebro

Sunday, July 17th, 2011

Un equipo de investigadores de la Universidad Washington en San Luis (Estados Unidos) ha identificado las neuronas implicadas en los procesos de amnesia tras consumir bebidas alcoólicas en exceso y el mecanismo molecular que parece estar detrás. Según los resultados publicados en el Journal of Neuroscience, la exposición a grandes cantidades de alcohol no mata necesariamente las neuronas cono se venía creyendo. Lo que ocurre es que el alcohol actúa sobre unos receptores neuronales del glutamato, los llamados NMDA, que hacen que las neuronas produzcan esteroides que, a su vez, inhiben la potenciación a largo plazo (PLP), un proceso que fortalece las conexiones entre neuronas y que es crucial para el aprendizaje y la memoria. Estos resultados pueden llevar a nuevas estrategias para mejorar la memoria.

Los científicos realizaron los experimentos con neuronas del hipocampo de ratas. Cuando trataron las células del hipocampo con cantidades moderadas de alcohol la PLP no se veía afectada, pero la exposición a cantidades grandes de etanol inhibía este mecanismo de formación de la memoria. Un análisis posterior reveló que el efecto del alcohol sobre los receptores NMDA producía señales contradictorias, y esto sería lo que bloquea las señales neuronales que crean los recuerdos. De hecho, aproximadamente la mitad de los receptores NMDA se ve bloqueada por el alcohol y la otra mitad activada, lo que hace que la neurona fabrique esteroides [parte izquierda de la imagen; a la derecha neuronas sin exposición al alcohol] que impiden la plasticidad neuronal, lo que impide la PLP, lo que anula la formación de recuerdos.

Los investigadores también pudieron descartar que el alcohol matase neuronas o que las dañase de cualquier otra forma que los científicos pudiesen detectar. Incluso a los altísimos niveles de alcohol que llegaron a usarse en el estudio no se encontraron diferencias en la forma de comunicación de las neuronas aparte de las descritas más arriba. Borracho perdido (antes del coma etílico) sigues procesando información, no estás anestesiado, no estás inconsciente, pero no formas recuerdos.

El etanol puede que no mate neuronas, pero sigue teniendo una gran cantidad de efectos perniciosos, desde adictivos y cambios de la conducta y percepción del riesgo, a daños en otros órganos del cuerpo, en especial el hígado.

Lo expresado más arriba trata de estudios con cerebros de rata en condiciones de laboratorio controladas. Cualquier extrapolación a humanos es prematura.

Ampliar información en:  EXPERIENTIA DOCET

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...