Archive for the ‘Carnes’ Category

Identificación de paleococineros por las marcas en los huesos

Friday, August 12th, 2016

Ciencia y Alimentación. Identificación de paleococineros por las marcas en los huesos. Rafael Barzanallana

Una investigación experimental encabezada por Antonio J. Romero del Departamento de Geografía, Prehistoria y Arqueología de la UPV/EHU muestra que las mordeduras humanas de huesos tienen características distintivas que permiten diferenciarlas de las producidas por otros animales, y que el cocinado previo de la carne influye en la aparición de estas marcas. Este estudio aporta valiosas conclusiones para el análisis de restos de comida encontrados en yacimientos.

Los yacimientos arqueológicos hablan de la vida cotidiana de las gentes de otros tiempos. Sin embargo, saber leer esta realidad no suele ser algo sencillo. Conocemos que las sociedades del Paleolítico vivían de la caza y la recolección, pero los huesos que se encuentran en los asentamientos prehistóricos no siempre son desperdicios de comida de las sociedades que allí vivían. O no sólo son eso. Este tipo de gentes eran nómadas y solían moverse constantemente por el territorio, por lo que sería habitual el merodeo de otros depredadores, como hienas o lobos, en busca de las sobras de comida de los humanos. O incluso, en determinado momento, los carnívoros podrían utilizar como refugio una cueva abandonada por las gentes de la Prehistoria y criar allí a sus cachorros, introduciendo huesos de los animales capturados para alimentarlos. Estos depredadores solían morder los huesos, dejando en ellos improntas de sus dientes.

Por tanto, es muy difícil identificar, por ejemplo, una paletilla de muflón consumida asada hace varios miles de años, de la que hoy sólo quedan algunos fragmentos de hueso. Para poder llegar a identificar casos como ese, una vía novedosa es analizar las marcas que generamos en los huesos los humanos durante el consumo de carne en la actualidad. Los seres humanos no sólo modificamos los huesos al usar sobre ellos cuchillos de piedra y al exponerlos al fuego para cocinarlos, sino que también producimos, como otros animales, marcas de mordeduras sobre las superficies óseas al arrancar la carne para alimentarnos.

… …

Ampliar en: Cuaderno de Cultura Científica

Desperdiciar menos carne y comida si nos preocupa el futuro del planeta

Sunday, September 14th, 2014

Ciencia y Alimentación. Desperdiciar menos carne y  comida si nos preocupa el futuro del planeta. Rafael BarzanallanaSi el consumo de carne y la cantidad de comida que tiramos continúa al ritmo actual, sólo la producción de alimentos acapararía todas las emisiones de gases de efecto invernadero que el planeta se puede permitir en 2050, y aún así sería insuficiente para alimentar a sus 9600 millones de habitantes.

Así lo pone de manifiesto un estudio publicado en la revista Nature Climate Change, realizado por investigadores de las universidades británicas de Aberdeen y Cambridge y liderado por la investigadora Bojana Bajzelj, del Departamento de Ingeniería de esta última universidad.

Los investigadores han utilizado datos actuales sobre la explotación de cultivos y el uso de los mismos no sólo para cultivar sino también para producir alimento para el ganado y biomasa para construir modelos de simulación de los posibles escenarios a los que nos enfrentaríamos en 2050 si todo sigue como hasta ahora, explica Bajzelj en una entrevista.

El estudio muestra que seguir consumiendo carne y derivados de la leche al ritmo actual implica tal aumento de la superficie de cultivo, y por tanto de deforestación, de uso de fertilizantes y consumo de agua que el sector agrícola y alimentario incrementaría sus emisiones en un 80 % en 2050.

Advierten cómo la dieta americana y la moda de consumir hamburguesas se está extendiendo, y al consumo desproporcionado de carne en los países desarrollados se suma un aumento en los países en desarrollo por parte de las personas que van teniendo mayor poder adquisitivo.

Preven que ambas tendencias crezcan con el aumento de la población: “Si la dieta global se mantiene como hasta ahora pagaremos un elevado precio en términos de deforestación y pérdida de biodiversidad”, agrega la investigadora.

Las conclusión de los investigadores es que es “un imperativo” encontrar maneras de lograr la seguridad alimentaria global sin necesidad de seguir expandiendo las tierras de cultivo, y que lo que escogemos al hacer la compra es “importante”, como también lo es reducir las cantidades ingentes de comida que desperdiciamos.

Ampliar en:  teinteresa.es Ciencia

Un gen común eleva riesgo de cácer colorrectal al consumir carnes rojas

Friday, October 25th, 2013

Carne roja y genértica, Riesgo cáncer

Una de cada tres personas tiene una variante genética que aumenta significativamente el riesgo de cáncer colorrectal por comer carne procesada y roja, según una investigación reciente.

Además de la identificación de un gen que aumenta el riesgo de cáncer colorrectal de comer carne roja o procesada, el estudio , el primero en identificar las interacciones de los genes y la dieta en un genoma de gran escala,  también revela otra variación genética específica que parece modificar si comer más verduras, frutas y fibra en realidad reduce el riesgo de cáncer colorrectal.

“La dieta es un factor de riesgo modificable para el cáncer colorrectal. Nuestro estudio es el primero en comprender si algunas personas tienen un riesgo mayor o menor en función de su perfil genómico. Esta información puede ayudar a entender mejor la biología y quizás en el futuro conducir a estrategias de prevención dirigidas “, dice el autor principal Jane Figueiredo, profesor asistente de medicina preventiva en la Escuela Keck de Medicina de la Universidad del Sur de California (EE.UU.)..

“Pero no estamos diciendo que si usted no tiene la variante genética debe comer toda la carne roja que le gustaría”, añade Figueiredo. “Las personas con el alelo DE LA variante genética tienen un aún mayor aumento del riesgo de cáncer colorrectal si consumen altos niveles de carne procesada, pero el riesgo de base asociado a la carne ya es bastante malo.”

Los investigadores presentaron sus hallazgos en American Society of Human Genetics 2013

En los genes

Todos hemos escuchado informes sobre cómo ciertos alimentos pueden disminuir o aumentar el riesgo de ciertas enfermedades, como el cáncer. Pero, ¿cómo nuestros variaciones genéticas personales modifican los efectos de la dieta en la enfermedad aún no se ha investigado a fondo, dice el autor Ulrike Peters de la División de Ciencias de la Salud Pública del Hutchinson Cancer Research Center de Fred.

Los investigadores buscaron sistemáticamente los más de 2,7 millones de secuencias genéticas de las interacciones con el consumo de carne roja y procesada. El estudio evaluó a 9287 pacientes con cáncer colorrectal y un grupo de control de 9117 individuos sin cáncer.

El riesgo de cáncer colorrectal asociado con la carne procesada fue significativamente mayor entre las personas con la variante genética rs4143094, el estudio muestra. Esta variante se encuentra en la misma región del cromosoma 10 que incluye GATA3, un gen del factor de transcripción previamente relacionado con varias formas de cáncer.

El factor de transcripción codificado por este gen desempeña normalmente un papel en el sistema inmune, el 36 por ciento de la población  lleva esta variante genética aproximadamente .

Los investigadores especulan que la digestión de la carne procesada puede promover una respuesta inmunológica o inflamatoria que pueden desencadenar el desarrollo de tumores. El factor de transcripción GATA3 normalmente sería ayudar a suprimir la respuesta inmunológica o inflamatoria. Sin embargo, si la región del gen GATA3 contiene una variante genética, que puede codificar para un factor de transcripción desregulada que afecta su capacidad para suprimir la respuesta.

Sin embargo, otras variantes genéticas pueden ser beneficiosas: En el cromosoma 8, se encontró otra interacción dieta-gen estadísticamente significativa en la variante rs1269486. Para las personas con esta variante, el consumo de frutas y verduras puede ser aún mejor cuando se trata del riesgo de cáncer colorrectal, como muestra la investigación.

El panorama general

El estudio es parte de una colaboración entre varias instituciones de todo el mundo, the international NIH-funded Genetics and Epidemiology of Colorectal Cancer Consortium (GECCO).

“GECCO pretende seguir descubriendo variantes adicionales relacionadas con el cáncer colorrectal mediante la investigación de cómo las variantes genéticas son modificadas por otros factores ambientales y el riesgo de estilo de vida, incluyendo los biomarcadores, así como la forma en que influyen en la respuesta al tratamiento y la supervivencia del paciente”, dice Peters, haciendo hincapié en lo mucho más Se requiere investigación para descubrir los mecanismos específicos por los cuales los genes modulan la ingesta de ciertos alimentos sobre el riesgo de cáncer colorrectal.

El cáncer colorrectal es una enfermedad multifactorial atribuido a la forma de vida, las causas ambientales y genéticas, y la tercera causa de muerte por cáncer en hombres y mujeres a través de la mayoría de los grupos raciales. Más de 30 alelos de susceptibilidad genética para el cáncer colorrectal se han identificado en todo el genoma. Se incluyen variantes raras que tienen un fuerte impacto en las variantes de riesgo comunes y que son de bajo riesgo.

“El cáncer colorrectal es una enfermedad que está fuertemente influenciado por ciertos tipos de dietas”, dice Figueiredo. “Estamos mostrando las bases biológicas de estas correlaciones, y comprender si la variación genética puede hacer que algunas personas sean más o menos susceptibles a ciertas sustancias cancerígenas en los alimentos, lo que puede tener futuras implicaciones importantes para la prevención y la salud de la población.”

Hsu Li, del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson es bioestadística principal del estudio. El principal financiador es el el Instituto Nacional del Cáncer de los Institutos Nacionales de Salud.

Fuente: USC

Antibióticos prohibidos encontrados en los productos avícolas

Tuesday, April 10th, 2012

Toca Comer. Antibióticos prohibidos encontrados en pollos, en USA Rafael Barzanallana
En un estudio conjunto, investigadores de Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health y Arizona State University   encontraron evidencias que sugieren que una clase de antibióticos anteriormente prohibidos por el gobierno de EE.UU. para la producción avícola se encuentra todavía en uso. Los resultados del estudio fueron publicados 21 de marzo en Environmental Science & Technology.

El estudio, realizado en Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health  y el Instituto de Biodiseño de Arizona State University, buscaban drogas y otros residuos en la harina de plumas, un aditivo común para pollos, cerdos, ganado y alimentos para peces. Los fármacos más importantes que se encuentran en el estudio fueron las fluoroquinolonas – antibióticos de amplio espectro utilizados para tratar infecciones bacterianas graves en las personas, en particular las infecciones que se han vuelto resistentes a las viejas clases de antibióticos. Las sustancias prohibidas se encontraron en ocho de 12 muestras de harina de plumas en un estudio multiestado. Los resultados fueron una sorpresa para los científicos porque el uso de fluoroquinolonas en la producción avícola de los EE.UU. fue prohibida por la Food and Drug Administration (FDA) en 2005.

Esta es la primera vez que los investigadores han examinado la harina de plumas, un subproducto de la producción de aves de corral hecha de plumas de aves de corral, aves de corral para determinar qué drogas pueden haber recibido antes de su masacre y venta.

El consumo anual por habitante humano de productos avícolas en EE.UU es de aproximadamente 100 libras, mayor que la de cualquier otra fuente de proteínas de origen animal o vegetal derivada . Para satisfacer esta demanda, cada año, la industria avícola de los EE.UU. se eleva a casi nueve mil millones pollos de engorde y 80 millones de pavos, de acuerdo con el Departamento de Agricultura de EE.UU.. Un gran porcentaje del peso fresco de estos animales no es comestible – se estima que el 33 por ciento de los pollos, por ejemplo – y se recicla para otros usos, incluyendo la harina de plumas.

La industria del reciclaje, que convierte los subproductos animales en una amplia gama de materiales, plumas de aves de corral en  harina de plumas, que a menudo se añade como un suplemento a las aves de corral, alimentos para cerdos, rumiantes, y el pescado o se vende como un fertilizante “orgánico” . En un estudio los investigadores encontraron arsénico inorgánico en la harina de plumas utilizado en fertilizantes comerciales.

“El descubrimiento de ciertos antibióticos en la harina de plumas sugiere el uso continuado de estos fármacos, a pesar de la prohibición de puesta en marcha en 2005 por la FDA”, dijo David Amor, PhD, autor principal del informe. “La comunidad de salud pública ha quedado frustrada por la falta de voluntad de la FDA para responder con eficacia a los antibióticos que se administran a los animales en los alimentos.”

Una primera razón para la prohibición de 2005 de la FDA sobre el uso de fluoroquinolonas en la producción de aves de corral fue que se registró un aumento alarmante en la tasa de la resistencia a fluoroquinolonas entre las bacterias Campylobacter. “En los últimos años, hemos visto que la tasa de resistencia a fluoroquinolonas  no deje caer lentamente”, señaló el coautor del estudio Keeve Nachman, PhD. “Con esta prohibición, se puede esperar una disminución en la resistencia a estos medicamentos. El uso continuado de las fluoroquinolonas y la contaminación no intencional de antibióticos de la alimentación de aves de corral puede ayudar a explicar por qué altos índices de Campylobacter resistente a las fluoroquinolonas se siguen encontrando en la carne de más de la mitad de las aves de corral comerciales, producidas una década después de la prohibición “.

En EE.UU., los antibióticos se introducen en el pienso y el agua de las aves de corral,  principalmente para hacerlos crecer más rápidos, más que para tratar la enfermedad. Se estima que 13.2 millones de kg de antibióticos se vendieron en 2009 a las aves de corral de EE.UU. y la industria ganadera, lo que representa casi el 80 por ciento de todas las ventas de antibióticos para uso en humanos y animales en los EE.UU. ese mismo año.

En la realización del estudio, los investigadores analizaron muestras de plumas disponibles en el mercado de piensos, adquiridos de seis estados de EE.UU. y China,  y una serie de 59 productos farmacéuticos y de higiene personal. Todas las 12 muestras analizadas tenían entre dos y 10 residuos de antibióticos. Además de los antimicrobianos, otros siete productos para el cuidado personal, incluyendo el analgésico acetaminofeno (el ingrediente activo de Tylenol), la difenhidramina antihistamínico (el ingrediente activo en Benadryl) y el antidepresivo fluoxetina (el ingrediente activo en el Prozac), se detectaron.

Cuando los investigadores expusieron a varias cepas de la bacteria E. coli a las concentraciones de los antibióticos que se encuentran en las muestras de harina de plumas, también descubrieron que los residuos de medicamentos podrían seleccionar las bacterias resistentes. “Una concentración lo suficientemente alta se encontró en una de las muestras para seleccionar las bacterias que son resistentes a los fármacos importantes para el tratamiento de las infecciones en los seres humanos”, señaló Nachman.

“Estamos firmemente convencidos de que la FDA debería controlar que drogas están entrando en la alimentación animal”, instó a Nachman. “En base a lo que hemos aprendido, me preocupa que los nuevos documentos de la FDA de orientación,  requieren una acción voluntaria de la industria, que será ineficaz. Mirando en la harina de plumas, y el descubrimiento de una droga prohibida hace casi seis años, tenemos muy poca confianza en que la industria de producción de alimentos de origen animal se puede dejar de regular “.

Fuente: Johns Hopkins University Bloomberg School of Public Health, via Newswise.

Hamburguesas más saludables

Monday, December 6th, 2010

La gastroenteritis severa es causada por el consumo de carne contaminada, pero podría desaparecer con el descubrimiento del modo de acción de las bacterias patógenas. Un buen comienzo que con el tiempo evitaría  su propagación y erradicar la famosa “enfermedad de la hamburguesa “.

Para quien ame la carne de res, es una buena noticia. Investigadores canadienses y franceses han identificado las razones de la presencia en el estómago de los bovinos, de la bacteria responsable del síndrome urémico y hemolítico (SUH). En otras palabras, la “enfermedad de la hamburguesa”, gastroenteritis grave que ataca el riñón .  Este descubrimiento podría reducir sustancialmente el riesgo de contaminación de los alimentos.

El intestino es un verdadero campo de batalla.  Las bacterias libran una lucha sin fin por la captura del carbono,  nitrógeno … En resumen, las fuentes de energía necesarias para su supervivencia.  Los equipos de la Universidad de Montreal en Canadá, y el Instituto Nacional de Investigación Agronómica (INRA) en Francia, han logrado demostrar que en este juego, la bacteria Escherichia coli 0157: H7, responsable del SUH , es campeona.

Modificar la alimentación del ganado

Se las arreglaron para liberar el nitrógeno de la etanolamina , un químico presente en los intestinos de las vacas. Y entonces encuentra la manera de nutrirse, lo que no pueden hacer las otras bacterias en el intestino de nuestro ganado. Así es como el asesino no sólo logró sobrevivir sino prosperar.  Es así como se origina gastroenteritis en los amantes de la carne cruda (o poco cocinada), y en algunos consumidores de leche o productos lácteos no pasteurizados.

Con este descubrimiento, Josée Harel, autor principal del estudio publicado en Environmental Microbiology,  afirma “queremos seleccionar los alimentos o los probióticos apropiados [que permitan] privar a las bacterias de su fuente de energía vital. Este método debería ayudar a limitar la propagación de la bacteria en la cadena alimentaria.

Fuente:  Futura-Santé

Estudian el efecto de descongelación asistida por ultrasonidos en carne de pollo

Wednesday, November 24th, 2010

Un grupo de investigadores polacos ha puesto en marcha un estudio para mostrar las bondades de la descongelación por inmersión asistida por ultrasonidos con el  fin de preservar la calidad de la carne de pollo congelada.

Los científicos midieron los cambios en las propiedades físicoquímicas de la carne de pollo ya descongelada mediante inmersión que había sido tratada con ultrasonidos de baja frecuencia a una intensidad media; utilizaron filetes de carne de pollo de pechuga, sin piel.

Se analizaron parámetros como el pH, la capacidad de retención de agua de la carne, la posterior pérdida de agua, la composición quíimica, los parámetros de textura y el color de la carne, entre otros. Los ultrasonidos fueron aplicados en tubos con una capacidad de 1 dm cúbico y se utilizaron ultrasonidos a una frecuencia de 40 kHz y y una fuente de alimentación de 2,5Wcm-2 de potencia.

El uso de los ultrasonidos ha supuesto una menor pérdida de agua y un mayor rendimiento durante el cocinado posterior de la carne de aves. Si se aplican ultrasonidos de una mayor potencia se obtienen mayores pérdidas durante la descongelación.

Respecto al pH de la carne y la fuerza de corte (Warner Brazler) de la carne descongelada, estos parámetros fueron menores que en el grupo de control analizado. Sin embargo el potencial de óxido reducción y los parámetros de color (CIE L*,a*,b*) fueron mayores que en las muestras de control.

Ante estas pruebas los investigadores estiman que este método de descongelación asistido por ultrasonidos resulta prometedor tanto para la carne como para otras materias primas alimentarias. Sin embargo admiten que hay que realizar más investigaciones y evaluarlo en términos de la seguridad alimentaria de los productos tratados.

Fuente: Eurocarne

Comer menos carne salva vidas

Tuesday, October 19th, 2010

Reducir el consumo de carne, hasta no sobrepasar los 200 gramos de la misma a la semana, podría reducir las muertes tanto por cáncer como por enfermedades coronarias. Son las conclusiones de un estudio publicado hoy por Friends of the Earth —Amigos de la Tierra— y del cual nos informa el suplemento Science News de The Guardian. Lo firma Mike Rayner, experto en salud pública.

Las cifras se corresponden al Reino Unido. En total calculan que si los ciudadanos británicos no consumiesen carne más de dos o tres veces a la semana, se salvarían 45000 vidas al año. Más de la mitad por causa de dolencias cardíacas e infartos, y hasta casi 10000 por cáncer. Esto ahorraría más de un millón de libras a las arcas británicas, pero también ayudaría a combatir el cambio climático y la deforestación en Sudamérica. En este continente, se están echando a perder bosques enteros para alimentar ganado vacuno cuya carne es después exportada a Europa. Merece la pena recordar aquí también el descomunal gasto de agua potable necesario para la cría de este tipo de ganado.

Ampliar en: La media hostia

Observada la supuesta ‘generación espontánea’ de priones

Wednesday, July 28th, 2010

Cables de metal ‘catalizan’ la aparición de proteínas vagabundas procedentes del tejido cerebral sano.

Tras una épica serie de experimentos, un grupo de investigadores ha observado y reproducido lo que podría ser la generación espontánea de priones — proteínas vagabundas mal plegadas que han sido implicadas en la destrucción del sistema nervioso central.

Estas proteínas mal plegadas, culpables de la enfermedad de Creutzfeldt–Jakob y la tembladera, son altamente infecciosas. Aunque la transmisión más conocida es a través de la ingestión de carne infectada, también se cree que los priones surgen espontáneamente en una minúscula proporción de humanos y otros animales. Estos priones de nueva generación se han logrado anteriormente en células animales usando un método conocido como ‘amplificación cíclica de proteínas mal plegadas’ (PMCA), el cual implica una repetición de ciclos de ultrasonidos e incubación.

Ahora, un equipo con sede en Londres, informa de la observación de priones que aparecen en tejidos sanos del cerebro de ratones1. (Las muestras humanas tradicionalmente se han mostrado menos proclives a la PMCA, y el mal plegamiento de las proteínas priones se cree que tiene lugar a un ritmo mucho menor en humanos que en ratones).

“Lo que estábamos haciendo era tratar de desarrollar un ensayo muy sensible para la detección de priones en una superficie de metal, de forma que pudiésemos usarlo en la descontaminación de priones”, dice el coautor John Collinge, que dirige el Departamento de Enfermedades Neurodegenerativas en el University College de Londres.

“Nos llevó un tiempo hasta que nos convencimos de que era un fenómeno real”.

Artículo completo en: Ciencia Kanija

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

Comer carne adelanta la menstruación

Friday, July 23rd, 2010

Las niñas que consumen una dieta rica en carne durante la infancia tienden a comenzar sus períodos menstruales más temprano, afirma una investigación.

El estudio, llevado a cabo en el Reino Unido, comparó las dietas de más de 3000 niñas de hasta 12 años de edad.

Los resultados muestran que el alto consumo de carne a los tres años -más de ocho porciones a la semana- y a los siete años -12 porciones- está fuertemente asociado a una menstruación precoz.

Los investigadores afirman que es probable que una dieta rica en carne prepare al organismo para el embarazo provocando un adelanto en la pubertad.

Pubertad precoz

Durante el siglo 20, la edad promedio en la que las niñas comenzaban sus períodos se redujo drásticamente. Aunque ahora la cifra parece haberse nivelado.

Se piensa que este aumento se debió a una mejora en la nutrición y a un incremento en los niveles de obesidad, los cuales tienen un impacto en las hormonas.

Para la investigación -publicada en Public Health Nutrition, la revista de la Sociedad de Nutrición del Reino Unido- el equipo de científicos utilizó datos de los registros de un grupo de niñas a quienes se siguió desde el nacimiento.

Vínculo “plausible”

El inicio temprano de la menstruación ya ha sido vinculado a un aumento en el riesgo de cáncer de mama. Los científicos creen que esto quizás se debe a que, a lo largo de su vida, las mujeres son expuestas a niveles más altos de estrógeno.

Pero los expertos subrayan que no hay necesidad de que las niñas pequeñas reduzcan su consumo de carne ya que las que fueron clasificadas en el grupo de más alto consumo simplemente estaban comiendo demasiada.

Fuente:  Maldita Ciencia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...