Archive for the ‘Ciencia’ Category

Identificación de paleococineros por las marcas en los huesos

Friday, August 12th, 2016

Ciencia y Alimentación. Identificación de paleococineros por las marcas en los huesos. Rafael Barzanallana

Una investigación experimental encabezada por Antonio J. Romero del Departamento de Geografía, Prehistoria y Arqueología de la UPV/EHU muestra que las mordeduras humanas de huesos tienen características distintivas que permiten diferenciarlas de las producidas por otros animales, y que el cocinado previo de la carne influye en la aparición de estas marcas. Este estudio aporta valiosas conclusiones para el análisis de restos de comida encontrados en yacimientos.

Los yacimientos arqueológicos hablan de la vida cotidiana de las gentes de otros tiempos. Sin embargo, saber leer esta realidad no suele ser algo sencillo. Conocemos que las sociedades del Paleolítico vivían de la caza y la recolección, pero los huesos que se encuentran en los asentamientos prehistóricos no siempre son desperdicios de comida de las sociedades que allí vivían. O no sólo son eso. Este tipo de gentes eran nómadas y solían moverse constantemente por el territorio, por lo que sería habitual el merodeo de otros depredadores, como hienas o lobos, en busca de las sobras de comida de los humanos. O incluso, en determinado momento, los carnívoros podrían utilizar como refugio una cueva abandonada por las gentes de la Prehistoria y criar allí a sus cachorros, introduciendo huesos de los animales capturados para alimentarlos. Estos depredadores solían morder los huesos, dejando en ellos improntas de sus dientes.

Por tanto, es muy difícil identificar, por ejemplo, una paletilla de muflón consumida asada hace varios miles de años, de la que hoy sólo quedan algunos fragmentos de hueso. Para poder llegar a identificar casos como ese, una vía novedosa es analizar las marcas que generamos en los huesos los humanos durante el consumo de carne en la actualidad. Los seres humanos no sólo modificamos los huesos al usar sobre ellos cuchillos de piedra y al exponerlos al fuego para cocinarlos, sino que también producimos, como otros animales, marcas de mordeduras sobre las superficies óseas al arrancar la carne para alimentarnos.

… …

Ampliar en: Cuaderno de Cultura Científica

Las sustancias químicas en los alimentos

Tuesday, August 2nd, 2016

Desperdiciar menos carne y comida si nos preocupa el futuro del planeta

Sunday, September 14th, 2014

Ciencia y Alimentación. Desperdiciar menos carne y  comida si nos preocupa el futuro del planeta. Rafael BarzanallanaSi el consumo de carne y la cantidad de comida que tiramos continúa al ritmo actual, sólo la producción de alimentos acapararía todas las emisiones de gases de efecto invernadero que el planeta se puede permitir en 2050, y aún así sería insuficiente para alimentar a sus 9600 millones de habitantes.

Así lo pone de manifiesto un estudio publicado en la revista Nature Climate Change, realizado por investigadores de las universidades británicas de Aberdeen y Cambridge y liderado por la investigadora Bojana Bajzelj, del Departamento de Ingeniería de esta última universidad.

Los investigadores han utilizado datos actuales sobre la explotación de cultivos y el uso de los mismos no sólo para cultivar sino también para producir alimento para el ganado y biomasa para construir modelos de simulación de los posibles escenarios a los que nos enfrentaríamos en 2050 si todo sigue como hasta ahora, explica Bajzelj en una entrevista.

El estudio muestra que seguir consumiendo carne y derivados de la leche al ritmo actual implica tal aumento de la superficie de cultivo, y por tanto de deforestación, de uso de fertilizantes y consumo de agua que el sector agrícola y alimentario incrementaría sus emisiones en un 80 % en 2050.

Advierten cómo la dieta americana y la moda de consumir hamburguesas se está extendiendo, y al consumo desproporcionado de carne en los países desarrollados se suma un aumento en los países en desarrollo por parte de las personas que van teniendo mayor poder adquisitivo.

Preven que ambas tendencias crezcan con el aumento de la población: “Si la dieta global se mantiene como hasta ahora pagaremos un elevado precio en términos de deforestación y pérdida de biodiversidad”, agrega la investigadora.

Las conclusión de los investigadores es que es “un imperativo” encontrar maneras de lograr la seguridad alimentaria global sin necesidad de seguir expandiendo las tierras de cultivo, y que lo que escogemos al hacer la compra es “importante”, como también lo es reducir las cantidades ingentes de comida que desperdiciamos.

Ampliar en:  teinteresa.es Ciencia

La química de las legumbres y el bicarbonato

Saturday, September 13th, 2014

“Cuando ponemos a remojo las legumbres para que estas se ablanden, se recomienda añadir una pizca de bicarbonato sódico (carbonato ácido de sodio). De este modo cuando se cuezan evitaremos que se queden duras por dentro.”

Una de las principales características del agua de algunas zonas de España es la dureza de la misma, como ya vimos en un post anterior. Cuando hablamos de dureza nos referimos (en líneas generales) a la presencia de Calcio y Magnesio en forma de óxidos.

El calcio puede precipitar en forma de carbonato cálcico si al medio (la cazuela con agua) añadimos bicarbonato sódico.

alt=

Ya tenemos claro que el bicarbonato se usa para eliminar el calcio del agua, pero exactamente para que queremos eliminar el calcio y que relación tiene con las legumbres?

El calcio presente en el agua, y en mayor medida en las aguas duras, reacciona con la Pectina de las legumbres formando pectatos. La Pectina son heteropolisacáridos (azúcares) que constituyen las paredes de las células vegetales. La Pectina es responsable de controlar la porosidad de la pared celular.

De modo que la formación de pectatos provoca que las legumbres se endurezcan. Eliminando el calcio con ayuda del bicarbonato, interrumpimos la formación de pectato.

Ampliar en:  El alquimista Cornelius

Plomo y cadmio encontrados en chocolates de Brasil

Wednesday, September 3rd, 2014

Ciencia y Alimentación. Plomo y cadmio encontrados en chocolates de Brasil. Rafael BarzanallanaLos científicos han encontrado que las muestras comerciales de chocolate comprado en Brasil contienen diferentes niveles de plomo y cadmio, que pueden causar problemas de salud, y esos niveles están vinculados a la cantidad de cacao que contiene un producto. Reportaron sus hallazgos, que podrían tener implicaciones para la salud – especialmente para los niños – en ACS ‘Journal of Agricultural and Food Chemistry.

Solange Cadore y colegas destacan que el chocolate tiene muchos beneficios potenciales para la salud debido a los altos niveles de flavonoides y antioxidantes en su ingrediente estrella, el cacao. Pero también explican que otras investigaciones han sugerido que los componentes no deseados pueden encontrarse en el delicioso producto. Estudios anteriores han demostrado que los cultivos pueden tener plomo y cadmio – dos metales de origen natural. El plomo puede causar dolor abdominal, dolores de cabeza y anemia en adultos.

En los niños, puede causar cambios de comportamiento y retraso en el lenguaje, entre otros problemas. El cadmio puede causar daños a varios órganos. También tiene efectos similares a los estrógenos y altera algunas hormonas. Preocupados  porque el chocolate podría contener plomo y cadmio, el equipo de Cadore se propuso analizar muestras comerciales  para detectar los metales.

Los investigadores probaron 30 muestras de productos de chocolate negro y blanco y con leche, comprado en Brasil. La mayoría eran marcas brasileñas, algunas de las cuales también se venden en EE.UU. Han encontrado que los chocolates oscuros tenían las cantidades más altas de plomo y cadmio, pero todos los niveles cayeron por debajo de los límites máximos permitidos de consumo en Brasil, la Unión Europea (UE) y los establecidos por la  Organización Mundial de la Salud . La Food and Drug Administration de Estados Unidos, sin embargo, recomienda que el nivel de plomo en los dulces no debe exceder de 100 nanogramos por gramo (ng/g) de producto- dos muestras superan este umbral por alrededor de 30 a 40 ng/g.

En lo que respecta al cadmio, los investigadores calcularon que si un niño que pesa unos 15 kg come alrededor de nueve gramos de chocolate al día (menos de una cuarta parte de una barra de chocolate regular), el niño podría consumir un máximo del 20 por ciento de la ingesta semanal tolerable en la UE -sugerida del metal. Los investigadores señalan que sólo una fracción de plomo o cadmio podría absorberse en el torrente sanguíneo de una persona, pero los niveles que se encuentran en el chocolate negro son  preocupantes.

Fuente: “Cadmium and Lead in Chocolates Commercialized in Brazil” J. Agric. Food Chem., 2014, 62 (34), pp 8759–8763. DOI: 10.1021/jf5026604 Abstract

La radiación ultravioleta puede mejorar la composición de la uva y la calidad del vino

Thursday, August 21st, 2014

Ciencia y Alimentación. La radiación ultravioleta puede mejorar la composición de la uva y la calidad del vino. Rafael Barzanallana
La radiación ultravioleta (UV) afecta a la expresión de varios genes relacionados con la biosíntesis-fenilpropanoides, que a su vez afecta a la composición final de las uvas y a la calidad del vino. Sin embargo, la plena influencia de la radiación solar en la uva aún hoy hace que sus detalles sigan siendo un gran misterio.

Investigadores de la Universidad de La Rioja han encontrado 121 genes de uva que habían alterado sus expresiones debido a la radiación ultravioleta del sol. Los análisis de la piel de la uva reveló que los genes de respuesta regulados por la radiación ultravioleta eran en su mayoría de UV-B. También fueron alterados los genes secundarios relacionados con el metabolismo incluyendo biosintética flavonol y genes biosintéticos monoterpenoides.

Los resultados sugieren que la biosíntesis y acumulación de metabolitos secundarios, que añade calidad en la elaboración del vino, han sido provocadas por exposición a la radiación ultravioleta. Esto puede conducir a tratamientos o prácticas en las que se aumente la radiación ultravioleta solar en los viñedos para mejorar las características de uva.

Fuente: BMC Plant Biology

 

Nuestra especie se alimenta de carne y verduras. Otras comen hierro.

Monday, August 27th, 2012

Ciencia y Alimentación. . Rafael Barzanallana

Nuestra protagonista es una humilde bacteria llamada Acidithiobacillus ferrooxidans (antaño Thiobacillus ferrooxidans). Es una criaturita muy especial, aunque para algunos científicos no es una criaturita, sino que podrían ser cuatro o más especies de bacterias estrechamente emparentadas y con un modo de vida idéntico . Lo cual no sería raro, las bacterias son por lo general físicamente muy parecidas y monótonas, no destacando precisamente por su disparidad de formas y modelos. Se trata de una bacteria de tipo Gram (-) con aspecto de bacilo, cuyo tamaño habitual es de 0.5 – 0.6 micras de ancho y 1.0 – 2.0 micras de largo. Son bacterias que suelen asociarse en parejas y más raramente forman cortas cadenas. Como complemento poseen un único flagelo que les proporciona movilidad.

Dado que su aspecto no es nada destacable, lo que las hace fascinantes es su modo de vida. Su mundo ideal tiene algo en común con el nuestro: es preferible que tenga temperaturas moderadas tirando a altas, unos 33° C vienen de perlas, pero sobreviven bien en un rango situado entre los 20 y los 40° C. Pero el otro rasgo de su mundo ideal nos haría huir despavoridos: charcos de ácido sulfúrico concentrado, si tales charcos son tan ácidos como para derretir nuestra humana piel, mejor que mejor. No es ninguna broma, a pesar de que toleran un rango de pH entre el 1.5 hasta el 6.0, su pH ideal se sitúa entre 2 y 2.5. Muy alejado del nuestro, de hecho… ¿Qué tal les sentaría nuestro pH ideal, entorno a 7.0, a estas bacterias? Directamente, las mataría.

Y todavía más fascinante que su modo de vida es su dieta. Nosotros, como animales que somos, nos alimentamos de otros seres vivos, los consumimos para obtener la energía química y los materiales de construcción que necesitamos para crecer, vivir y multiplicarnos. Por su parte, las plantas convierten parte de la energía procedente de las radiaciones del Sol a un formato químico mediante un proceso llamado fotosíntesis; tal energía, ahora en un formato químico, les permite combinar los compuestos inorgánicos del aire y del suelo para fabricar los compuestos orgánicos que necesitan para crecer, vivir y multiplicarse. Ahora bien, nuestras bacterianas protagonistas ni consumen a otros seres vivos como los animales ni convierten la energía del Sol en energía química para fabricar compuestos orgánicos como las plantas. Tienen… otra forma de ganarse la vida.

Ya que ni devoran compuestos orgánicos ni utilizan la luz del Sol deben de tener otra forma de obtener energía. Dicha fuente energética son ciertos minerales que pueblan la corteza terrestre. ParaAcidithiobacillus ferrooxidans este mineral es uno de los más abundantes, es el llamado “oro de los locos”, “oro de los tontos” u “oro de los pobres”: el sulfuro de hierro (II), de fórmula química FeS2 y cuyo nombre más famoso es el de pirita. Este mineral es una de las más importantes menas de hierro, además de formar preciosos cristales en forma de cubos metalizados que no pueden faltar en ninguna colección de minerales digna de mención (ref. 14).

Desde hace más de medio siglo se conoce la capacidad de esta bacteria para devorar la pirita, tanto de forma directa como indirecta. En el mecanismo directo son las propias bacterias las que se adhieren al mineral, aprovechándose de las imperfecciones, roturas y fracturas que presenta; también emplea una especie de pegamento formado por unas sustancias llamadas «lipopolisacáridos» para adherirse con firmeza. De modo que una vez adheridas y por mecanismos aún en investigación, estas bacterias usan el agua y el oxígeno de su entorno para romper la pirita (FeS2) y convertirla en ión ferroso y ácido sulfúrico. La ecuación química del proceso es la siguiente:

FeS2 + H2O + 7/2 O2 ? Fe2+ + 2SO42- + 2H+

El proceso descrito anteriormente sucede de forma natural, tanto en yacimientos ricos en minerales con filtraciones de agua como en minas abandonadas. Pero es extraordinariamente acelerado por estas bacterias. Por su parte, el mecanismo indirecto por el cuál diluye la pirita también es interesante, ya que esta bacteria convierte al ión ferroso (Fe2+), que no es sino un átomo de hierro al que le faltan dos electrones; en ión férrico (Fe3+), que no es sino un átomo de hierro al que le faltan tres electrones. Y aunque parezca que el cambio es leve, no lo es químicamente hablando. Ya que el ión férrico, en cantidades suficientes, permite que de forma natural la pirita poco a poco se vaya convirtiendo por sí sola en ión ferroso y ácido sulfúrico. Esta vez, la ecuación química del proceso es la siguiente:

FeS2 + 14 Fe3+ + 8 H2O ? 15 Fe2+ + 2 SO4 2- + 16 H+

Visto esto no extraña que la bacteria viva nadando en ácido sulfúrico concentrado ¡Si es que lo fabrica por sí misma! Pero… ¿Por qué la bacteria haría eso? ¿Es que le mola el riesgo? No realmente, tal tarea es “simplemente” su medio para ganarse la vida.

Artículo completo en:  La  Ciencia y sus Demonios

El ecologismo, otra religión

Monday, August 27th, 2012

Ciencia y Alimentación. Algodón OGM en Burkina Faso. Rafael Barzanallana

El origen del movimiento ecologista moderno no tiene que ver con la reciente fiebre antitransgénicos ni con la deforestación del Amazonas ni con el calentamiento global o el agujero de la capa de ozono. Es un poco más antiguo. En 1962, una menuda bióloga estadounidense, de apariencia frágil, Rachel Carson, escribió el libro Primavera silenciosapara denunciar los peligros del DDT. [...]

La solución propuesta (prohibición del DDT) no valora si las consecuencias podrían ser peores que el problema en sí, como efectivamente sucedió. La realidad es que el DDT es de los pocos insecticidas que existen en el mercado cuya toxicidad es específica para insectos, es barato y no tiene unos requerimientos de conservación y aplicación especiales, lo que lo hace idóneo para su utilización en países en vías de desarrollo. El DDT no es tóxico para los seres humanos. [...]

No obstante, el impacto del libro de Rachel Carson fue tal que muchos países empezaron a legislar en contra del DDT hasta que fue completamente prohibido. El movimiento ecologista es un poco como esa señora a la que le dan mucha pena los gatitos que hay por la calle, y todas las noches les saca un poco de leche y comida, que sitúa estratégicamente en la acera de enfrente para que los gatitos ensucien el portal del vecino y no el suyo. Las leyes anti-DDT se aprobaron cuando la malaria, enfermedad transmitida por mosquitos, ya se había erradicado del sur de Europa y de Estados Unidos. Por tanto, a nadie le importó demasiado que la malaria todavía fuera endémica en África y en el sur de Asia. A partir de la prohibición del DDT, la incidencia de la enfermedad aumentó exponencialmente. Los efectos de Primavera silenciosa son 50 millones de muertos por culpa de la malaria.

Fuente:  J. M. MULET, Los productos naturales, ¡vaya timo!, Editorial Laetoli, págs. 36-37

Método de detección de nanotecnología en alimentos

Friday, July 6th, 2012

Detección de nanopartículas en alimentos
Las mediciones se basan en el uso combinado de fraccionamiento de flujo de campo de flujo asimétrico con espectrometría de masas de plasma acoplado inductivamente y dispersión de luz ultra violeta multi-ángulo.

Estos permiten la detección y caracterización de nanomateriales inorgánicos, de tamaño entre 1-100 nanómetros sumados a muestras complejas, incluidos los alimentos.

La investigación constituye la primera comparación y optimización sistemática de los métodos de extracción de nanopartículas de dióxido de silicio en alimentos.

En relación con esto, LGC ha desarrollado procedimientos que imitan la preparación de alimentos en la vida real para obtener resultados significativos con respecto al tamaño y la distribución del tamaño de los nanomateriales de dióxido de silicio en la muestra de alimentos investigada.

Según los científicos de LGC, designado para el Reino Unido por el instituto Nacional de Medición para la medición química y bioanalítica, el impacto de la nanotecnología en la industria alimentaria es alto.

La incorporación de nanomateriales puede ser accidental o intencionada. Por ejemplo, se han añadido nanomateriales a los alimentos para reducir el contenido de sal, azúcar, grasa sin afectar el sabor.

En particular, el dióxido de silicio se ha utilizado tradicionalmente como un agente antiapelmazante en alimentos como mezclas para pasteles, mezclas de condimentos, cremas para café, y para aclarar cervezas y vinos.

A pesar de que los nanomateriales han demostrado muchas propiedades beneficiosas para la industria y los consumidores, hay preocupación por el peligro toxicológico que algunos podrían presentar.

Sin embargo, LGC asegura que no existe una fuerte evidencia de la toxicidad, ya que hay una falta de protocolos estandarizados para evaluar la toxicidad y la exposición a los seres humanos de las nanopartículas.

Hasta la fecha, la investigación en medición se ha centrado en el desarrollo de métodos para caracterizar las propiedades físicas de los nanomateriales en forma de polvo o en matrices simples.

El desarrollo de métodos y materiales de referencia trazables para el aseguramiento de la calidad de la caracterización de las nanopartículas en matrices complejas ayudaría a apoyar la regulación y permitir el control de calidad de los productos existentes.

Fuente: Alimentariaonline

Diagrama de la ciencia frente a la pseudociencia

Tuesday, June 19th, 2012

Ciencia y Alimentación.  Ciencia frente a pseudociencia. Rafael Barzanallana

Conexiones entre las redes alimentarias: descubiertas las verdades universales acerca de los roles de la conservación

Thursday, April 5th, 2012

Ciencia y Alimentación. Ecología de los lobos. Rafael Barzanallana
Los ecosistemas se enfrentan hoy a diversas amenazas, por el cambio climático, las especies invasoras sobre la civilización. Si queremos proteger estos sistemas y las especies que viven en ellos, hay que entender – una tarea extremadamente difícil y requiere mucho tiempo, teniendo en cuenta el número aparentemente interminable en el mundo de los ecosistemas, cada uno con su propia dinámica y relaciones complejas.

Pero lo que si podemos identificar los actores más poderosos en una red alimentaria dada, esas especies “clave” sin las cuales todo el ecosistema colapsaría. ¿Y si pudiéramos predecir cómo los cambios en un ecosistema podrían afectar sus diversos organismos sobre la base de los datos obtenidos de otro ecosistema en otro lado del mundo?

Investigadores de la Universidad de Northwestern, con colaboradores de la Universidad de Nueva Zelanda de Canterbury y el Consejo Español de Investigaciones Científicas,  han puesto de manifiesto en común  los roles de las especies en las redes alimentarias que podrían ser la clave para la preservación de las comunidades en todo el mundo ecológico.

El documento, “La conservación evolutiva de los papeles de la conservación en las redes alimentarias”, fue publicado 23 de marzo en la revista Science.

Mediante el estudio de las funciones desempeñadas por las especies en 32 comunidades ecológicas, los investigadores encontraron que el papel de una especie, o la importancia, en su red alimentaria no depende de su ubicación geográfica o incluso de las especies presentes. En su lugar, la importancia de una especie depende del tipo de especie que es y su historia evolutiva.

“El lobo gris, por ejemplo, es una especie clave”, dijo Irmak Sirer, candidato a doctorado en el laboratorio de Luis Amaral, profesor de ingeniería química y biológica en  McCormick. “Cuando los lobos desaparecieron del Parque Nacional de Yellowstone durante 70 años, una amplia gama de especies de fondo. Cuando se reintrodujeron en 1995, sauces, pájaros cantores, castores, y muchas otras especies de pronto florecieron.”

“Basándonos en nuestra investigación, ahora sabemos que otras especies con una historia similar a la evolución de este lobo desempeñan papeles igualmente importantes en sus redes alimentarias propias – incluso si están en un continente diferente y no se parecen en nada”, agregó Sirer. ”Y sabemos que debe ser protegida para evitar un mayor daño ecológico”.

Los autores compararon las especies que se encuentran en Nueva Zelanda con  especies estrechamente relacionadas en otros medios. ”Tendemos a pensar en los ecosistemas de Nueva Zelanda que son completamente diferentes a sus homólogas extranjeros, ya que, al menos a simple vista, lo son”, dijo el autor principal Daniel Stouffer, investigador de la Universidad de Canterbury, quien recibió su doctorado en química e ingeniería biológica de la Northwestern.

Sin embargo, los investigadores encontraron que las especies de los grupos taxonómicos más importantes de Nueva Zelanda también tendían a ser los más importantes en otros lugares, y que su papel puede ser un resultado directo de la evolución.

Este conocimiento permite a los conservacionistas centrar sus esfuerzos en las partes más vitales de un ecosistema, mientras que también predecir qué especies podrían verse amenazadas por los cambios, como por ejemplo las especies invasoras y la subida de temperaturas.

“Debido a que este es un resultado universal, podemos empezar a desarrollar métodos de conservación que se apliquen a cualquier cadena alimenticia”, dijo Sirer. ”Este podría ser uno de los primeros pasos hacia los esfuerzos mundiales de conservación.”

Otros autores del artículo son Marta Sales-Pardo,  investigadora postdoctoral ahora en la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona, España, y Jordi Bascompte de la Estación Biológica de Doñana en Sevilla, España.

Fuente: D. B. Stouffer, M. Sales-Pardo, M. I. Sirer, J. Bascompte.Evolutionary Conservation of Species’ Roles in Food WebsScience, 2012; 335 (6075): 1489 DOI:10.1126/science.1216556

Nariz electrónica sabe cuando el melón está maduro

Friday, March 30th, 2012

Ciencia y Alimentación. nariz electrónica para detectar madurez de melones. Rafael Barzanallana
¿Alguna vez ha resultado decepcionado por un melón de la tienda? ¿Demasiado maduro? ¿No está lo suficientemente maduro? Por suerte para usted, investigadores de la Universidad de California, Davis (EE.UU.),  podrían haber encontrado una manera de hacer que la fruta  imperfectamente madura sea una cosa del pasado. El método se ha publicado el 30 de marzo en Journal of Visualized Experiments (JoVE).

“Estamos involucrados en un proyecto orientado al desarrollo de métodos rápidos para evaluar la madurez y el sabor de las frutas”, dijo el Dr.  Negre-Zkharov. ”Hemos evaluado una nariz electrónica para ver si se puede diferenciar la madurez de la fruta, en concreto los melones. El objetivo es desarrollar una herramienta que pueda ser utilizado después de la cosecha para evaluar mejor,  producir y desarrollar mejores razas”.

Cuando la fruta madura, se desarrolla una mezcla volátil característica, lo que indica su madurez. Tradicionalmente, el estándar de oro de la evaluación de estos volátiles ha sido la cromatografía de gases, pero se tarda hasta una hora para analizar una sola muestra, lo que hace que sea imposible de usar fuera del laboratorio. El Dr. Negre-Zakharov y su equipo querían determinar si la mucho más cruda  - pero mucho más rápida – nariz electrónica era capaz de determinar si los melones que se utilizaron en el experimento estaban maduros.

El proyecto forma parte de la Iniciativa de Investigación de Cultivos de Especialidad, financiado por el Departamento de Agricultura de EE.UU., que fue “creado para resolver los problemas críticos de la industria a través de actividades de investigación y extensión”. El Dr. Negre-Zkharov y su equipo están trabajando en métodos cuantitativos de evaluación de la madurez de frutas, con la esperanza de que ayude a la industria a la producción de productos de mejor calidad.

“Es muy impresionante que el sistema de nariz electrónica puede hacer un tipo de cromatografía de gases en aproximadamente un minuto.  Además, la preparación de la muestra es tan fácil como hacer un batido en casa. Un sistema fácil de usar podría ser de gran ayuda a la eficiencia de análisis en este campo “,  afirmó el Dr. Zhao Chen. ”Dada la popularidad de los artículos, espero que muchos investigadores conozcan y adopten este método en su propia investigación.”

Puesto que la naturaleza misma del proyecto es dar a la gente herramientas útiles, los investigadores decidieron publicar en Jove.
“Pensamos que la mejor manera de conseguir que la gente a adoptar el método se muestra un video, en vez de publicar un texto”, dijo Negre-Zkharov.

El siguiente paso es llevar la nariz electrónica al campo para determinar si se puede determinar la madurez de la fruta con todos los antecedentes para interferir olores – como el suelo y la calidad del aire. Aunque el equipo ya ha probado el dispositivo en el campo, todavía no han analizado sus resultados.

Fuente:   ScienceDaily

La irradiación con haces de electrones evita el riesgo por virus en lechugas y espinacas

Thursday, February 16th, 2012

Toca Comer. Irradiación de verduras. Rafael BarzanallanaUn equipo de científicos que estudian los efectos de la irradiación con haz de electrones sobre la lechuga y la espinaca ha publicado su investigación en la edición de febrero de la principal revista de microbiología, Applied and Environmental Microbiology, afirmó el investigador principal del estudio..

“El propósito de este estudio era doble,” dijo el Dr. Suresh Pillai, director del National Center for Electron Beam Research en  Texas A & M University en College Station.

“En primer lugar hemos querido determinar la sensibilidad a la radiación con haz de electrones del virus de la polio y el rotavirus  sobre la lechuga fresca cortada y las espinacas. En segundo lugar, hemos querido cuantificar la reducción teórica en el riesgo para la salud de la lechuga y la espinaca en los niveles de contaminación a dosis diferentes del haz de electrones.”

Pillai dijo que el estudio es importante debido a la creciente preocupación por las infecciones virales transmitidas a través de productos frescos, los costos de salud asociados con los virus transmitidos por los alimentos y la escasez de datos cuantitativos sobre la reducción de riesgos para la salud mediante el uso de la irradiación con haz de electrones. “Los virus son la causa número uno de todas las enfermedades transmitidas por los alimentos”.

Pillai dijo que este era un estudio de colaboración entre el centro, el Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México, y la Escuela de Salud Pública en el Campus de El Paso Regional de la Universidad de Texas Health Science Center en Houston.

El estudio, publicado originalmente en línea antes de la impresión, a mediados de diciembre, cita el Proyecto de Seguridad de Productos de la Universidad de Georgetown, sobre  la estimación de los costos actuales de salud asociados con los virus transmitidos por los alimentos en cerca de 6 000 millones de dólares.

Pillai dijo que aunque el norovirus es la principal causa de enfermedades transmitidas por alimentos virales, todos los virus entéricos, incluyendo virus de la polio y el rotavirus, pueden causar una infección transmitida por los alimentos que puede dar lugar a complicaciones de enfermedades crónicas. “Los productos frescos pueden estar contaminados por virus entéricos a través del agua de riego que contienen materia fecal o por el agua de lavado que se ha contaminado, además los poliovirus de tipo salvaje son una amenaza para la salud en muchas partes del mundo”.

Agregó que hasta la fecha EE.UU. la Food and Drug Administration (FDA) ha aprobado el uso de radiación ionizante en los productos frescos para su uso en la lechuga y las espinacas únicamente, por lo que el equipo de investigación estudió sólo los vegetales de hojas verdes específicas.

“Hemos elegido un haz de electrones de procesamiento, ya que es la tecnología que tiene el potencial para su uso en todo el mundo, ya que se basa en la electricidad y es básicamente una tecnología del tipo encendido y apagado”, dijo Pillai.

Para sus experimentos, el equipo obtuvo muestras de lechuga iceberg y espinaca de los mercados locales, entonces inocularon las muestras con rotavirus y virus de la polio y se expusieron las muestras a un haz de electrones a dosis determinadas. Pillai dijo que los resultados mostraron que la irradiación con haz de electrones fue capaz de inactivar el virus de la polio y el rotavirus, tanto en la lechuga y las espinacas.

Estimaciones  de riesgo cuantitativo para la salud mostraron que incluso si una porción de aproximadamente 14 gramos de lechuga contiene 140 partículas de virus de la poliomielitis, el haz de electrones de irradiación a 3 kilograys (kGy) reduce el riesgo de infección en más de dos de cada 10 personas, o un 20 por ciento, aproximadamente ,seis de cada 100 personas, o seis por ciento. Un kilogray es la unidad de medida de una dosis de radiación ionizante absorbida.

Del mismo modo, de acuerdo con los resultados del estudio, para un tamaño de la porción de espinaca contaminada por  rotavirus, con haz de electrones de irradiación a los 3 kilograys reducirá los riesgos de infección de aproximadamente tres de cada 10 personas o 30 por ciento, a aproximadamente cinco de cada 100 personas, o cinco por ciento.

Pillai, sin embargo, observó que la irradiación con haz de electrones no está destinada a ser utilizado como una tecnología  “independiente” o de “limpieza”. “La tecnología tiene que usarse en conjunción con buenas prácticas agrícolas en el campo, junto con un buen manejo y prácticas de procesamiento en cobertizos de embalaje, por lo que el nivel de contaminación por virus en el producto se mantiene tan baja como sea posible antes de la pasteurización con haz de electrones,”.

Pillai dijo de este estudio que es el primero en enumerar la reducción de los riesgos para la salud mediante el uso de la irradiación con haz de electrones en los productos frescos. “Este estudio proporciona datos cuantificados que la tecnología de haz de electrones, reduce el riesgo de enfermedad viral transmitida por los alimentos en la lechuga y la espinaca”, dijo Pillai. “Pero hasta ahora la industria de productos frescos no ha adoptado esta tecnología. Es similar a los fabricantes de automóviles que tienen un suministro de cinturones de seguridad, pero no la instalación de ellos en sus vehículos.

“Esta investigación proporciona pruebas de los beneficios cuantificables de reducción de riesgos de la radiación con haz de electrones, y esperamos que conduzca a una mayor demanda del público para el uso de esta tecnología como parte de las buenas prácticas agrícolas y postcosecha.”

Dijo que la irradiación con haz de electrones sólo se debe utilizar como último paso en un programa integral de seguridad alimentaria, y que la reducción de los riesgos de infección se traducen en ahorros en los costos de atención de la salud y el sufrimiento humano reducido.

El estudio completo – Cuantificación de la reducción de los riesgos potenciales a la salud mediante la determinación de la sensibilidad de la cepa de poliovirus de tipo 1 y vivo por rotavirus SA-11 a la irradiación de haz de electrones de lechuga y espinacas – se puede encontrar en Applied and Environmental Microbiology o en línea en la Applied and Environmental Microbiology o  en línea en  American Society of Microbiology website.

 

Libro sobre bases científicas de la cocina

Wednesday, February 15th, 2012

Dos investigadoras de la Universidad de Granada, Julia Maldonado-Valderrama y María José Gálvez Ruiz (departamento de Física Aplicada), han participado en la redacción de un libro publicado por la Universidad de Columbia (Nueva York) titulado ‘La cocina como laboratorio: reflexiones sobre la ciencia de la comida’, en el que se sientan las bases científicas de la cocina, y que será presentado el próximo viernes, 17 de febrero, en Nueva York (EE.UU.).

Según ha informado la Universidad, se trata de un compendio de ensayos en los que chefs y científicos avanzan en el conocimiento culinario a partir de experiencias basadas en las propiedades físicas y químicas de los alimentos. Así, a partir de ingredientes y técnicas tradicionales e innovadoras, los autores del libro crean y modernizan platos que responden a deseos específicos y ofrecen un encuentro único con la gastronomía.    Los ensayos de la obra presentan diversas creaciones culinarias, su historia y su cultura “desde lo mundano a lo fantástico”, del sandwich de queso fundido, pizzas o huevos cocidos hasta los helados turcos, el cristal de azúcar y las gotas gelificadas.

Información en: europapress.es

 

Los niños pueden tener mayor exposición a nanopartículas de dióxido de titanio, que se encuentra en golosinas y otros productos

Wednesday, February 15th, 2012

Ciencia y Alimentación, Nanopartíulas de dióxido de titanio. Rafael Barzanallana
Los niños pueden recibir  alta exposición de nanopartículas de dióxido de titanio en los dulces, que comen en cantidades mucho mayores que los adultos, según un nuevo estudio. Publicado en la revista ACS, Environmental Science & Technology, que proporciona la primera información de base amplia en las cantidades de material – una fuente de preocupación con respecto a su potencial para la salud y el medio ambiente – en una amplia gama de bienes de consumo.

En el estudio, Pablo Westerhoff, Ph.D., y sus colegas señalan que el dióxido de titanio es un aditivo común en muchos productos de consumo, desde alimentos a pinturas y cosméticos. Westerhoff explicó que el cuerpo libera las nanopartículas en las heces y la orina, al enviarlos a plantas de tratamiento de aguas residuales no se puede evitar que las partículas más pequeñas entren en los lagos y ríos. Sólo un estudio anterior, realizado hace una década, informó sobre el contenido de dióxido de titanio en un pocos productos comerciales. Para llenar el vacío de conocimiento sobre las fuentes de exposición de los humanos, los investigadores han comprado y probado los alimentos, productos de cuidado personal, pinturas y adhesivos, y midieron la cantidad de dióxido de titanio que contienen.

El grupo encontró que los niños consumen más dióxido de titanio que los adultos debido a los dulces como los caramelos, bombones y  helados son algunos de los productos con los niveles más altos. El documento enumera los nombres de los productos probados y su contenido de dióxido de titanio. Westerhoff recomienda que los reguladores cambien su enfoque desde el tipo de dióxido de titanio utilizado en las pinturas y los procesos industriales a las partículas de grado alimenticio, porque son mucho más propensos a entrar en el medio ambiente y suponen un riesgo potencial para humanos y animales.

Los autores agradecen la financiación de los Institutos Nacionales de Salud y Medio Ambiente de la Fundación de Investigación del Agua.

Fuente: Alex Weir, Westerhoff Pablo, Fabricio Lars, Hristovski Kiril, Natalie von Goetz nanopartículas de dióxido de titanio en la Alimentación y Productos de Cuidado Personal Environmental Science & Technology, 2012; 120208145011003 DOI:. 10.1021/es204168d

Proyecto de investigación sobre la separación magnética de proteínas

Thursday, January 12th, 2012

Solae, el líder mundial en ingredientes a base de soja, está encargada de la conducción de un proyecto de investigación de €11 millones y 4 años de duración – MagPro2Life – financiado por el 7mo Programa Marco de la Comisión de la Unión Europea (UE), que comprende investigadores de Dinamarca, Alemania, Irlanda, Rumania, España, Suiza y el Reino Unido.  La finalidad principal del proyecto es utilizar partículas magnéticas selectivas para extraer componentes beneficiosos durante el procesamiento de alimentos, productos farmacéuticos y alimenticios para animales.  En la actualidad, la empresa ha anunciado el logro de hitos fundamentales del proyecto, que incluyen un avance del proceso centrífugo magnético a escala piloto, y el otorgamiento de diversas patentes (a DuPont) para los procesos y los equipos.

Si bien esta tecnología se encuentra en sus primeras etapas, podría representar una innovación en la manera en la cual se separan las proteínas, lo que deriva en mejor nutrición y funcionalidad.  El logro de estos hitos es significativo ya que esta nueva tecnología nunca se ha aplicado en el sector alimenticio, comentó Torkel Rhenman, Director Ejecutivo de Solae.  Podría ser muy flexible para la separación de diversas fuentes de proteínas diferentes, que deriva en la producción de proteínas con propiedades únicas y beneficios para la salud.

El impacto principal del proyecto consiste en brindar alimentos saludables y de gran valor al consumidor mediante la utilización de partículas especialmente diseñadas y procesos únicos de separación magnética.  Además, los componentes se pueden separar, lo que será muy beneficioso para el consumidor final.

Por ejemplo, en la soya o en un caldo de fermentación, es un desafío separar pequeñas cantidades de proteínas; por lo tanto, es difícil producir productos de alta pureza de manera económica. La nueva tecnología puede superar las adversidades derivadas de la tecnología de separación cromatográfica y de membranas.  Esa misma tecnología se puede aplicar a productos alimenticios para animales o en el sector farmacéutico.  Este nuevo proceso de separación de partículas magnéticas puede ser un proceso más económico y las partículas producidas se pueden utilizar para separar de manera selectiva componentes de gran valor, que proporcionan elementos más puros con mayor valor nutricional.

Ampliar información en: Alimentarionline

 

Química del champán: vídeo de fin de año de la Sociedad Americana de Química

Thursday, December 29th, 2011

Burbujas champánUn nuevo vídeo de la American Chemical Society (Sociedad Americana de Química) destaca la química del champán. Justo a tiempo para la celebración  de Año Nuevo, que podría incluir un adiós al Año Internacional de la Química , la mayor sociedad científica ha publicado en internet un vídeo sobre la química del champán. La última adición a la serie ByteSize galardonado en Ciencias de la American Chemical Society (ACS) está disponible en www.BytesizeScience.com .

Explica que el champán, a diferencia de otros vinos, se somete a una segunda fermentación en la botella para atrapar el gas de dióxido de carbono, que se disuelve en el vino y  forma las  legendarias burbujas. Más de 600 compuestos químicos diferentes unen el dióxido de carbono en el champán, cada uno aportando su calidad propia y única para el aroma y el sabor del champán

Pero incluso con todo  ese sabor, el champán sería otro vino blanco sin esas pequeñas burbujas. Cuando las burbujas suben la longitud de un vidrio en “trenes” pequeños, arrastran a lo largo  estas 600 moléculas de sustancias de sabor y aroma. Literalmente saltan fuera de la superficie cuando las burbujas estallan, haciendo cosquillas en la nariz y logrando la estimulación de los sentidos.

Algunos relatos dicen que un monje francés benedictino llamado Dom Pierre Pérignon descubrió el champán a  mitad de la centuria de 1600, y se convirtió en homónimo para el  famoso cava achampanado Dom Pérignon.  El vídeo muestra que los primeros fabricantes de champán tuvieron un momento difícil con la segunda fermentación. Algunas botellas terminaron sin burbujas en absoluto. Otras tenían demasiado dióxido de carbono, y explotaron bajo la enorme presión, dando lugar a la pérdida de la preciosa cosecha.

¿Cuál es la mejor manera de servir una copa de champán y maximizar la experiencia sensorial?

Como respuesta, el vídeo se convierte en un estudio publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, una de las más de 40  revistas científicas revisadas por pares publicados por la AEC. Verter champán en un ángulo conserva hasta el doble de dióxido de carbono en el champán, en comparación con vertido en el medio del vaso. Las burbujas adicionales llevar más de los cientos de compuestos aromáticos del champán.

Los agricultores perciben efectos del cambio climático

Sunday, May 8th, 2011

Ciencia y Alimentación. Efectos del cambio climático en la agricultura. Rafael Barzanallana

Los científicos han predicho desde hace tiempo que – finalmente – la temperatura y la precipitación se verán alteradas  a causa del cambio climático global, que tendrá un peaje en cuatro de los cultivos más importantes del mundo:  arroz,  soja trigo y maíz.

Ahora, cuando los precios mundiales de los cereales flotan cerca de máximos históricos, un nuevo estudio encuentra que los efectos ya están empezando a dejarse sentir.

“En dos cultivos, el maíz y el trigo, en realidad ha habido una disminución de los rendimientos, si se tiene en cuenta  la tendencia en el clima – especialmente la tendencia al calentamiento que hemos observado en los últimos 30 años”, dice Wolfram Schlenker, que enseña economía ambiental en la Universidad de Columbia (EE.UU.). Es  coautor del estudio, junto con David Lobell y Justin Costa-Roberts en la Universidad de Stanford(EE.UU.) .

Los científicos estudiaron específicamente en los lugares donde se encuentran las tendencias de calentamiento y, por supuesto, que se comprobó que a estos cultivos básicos no le estaban haciendo bien.

En cuanto al arroz y la soja, la disminución en algunos lugares se vio compensada por el aumento de la productividad en otras partes del mundo, así que no hubo ningún cambio en general. Pero si se dio cambio para el trigo y el maíz.

Las pérdidas causadas por el calentamiento hasta el momento siguen siendo menores que los logros alcanzados, para  mejorar la agricultura. “No estamos diciendo que los rendimientos han bajado, sólo para aclarar esto”, dijo Schlenker. “Lo que estamos diciendo es que los rendimientos son inferiores a lo que habrían sido sin la tendencia del clima. Así que los rendimientos han seguido aún subiendo en los últimos 30 años”.

El estudio está publicado en internet en la revista Science. Esto demuestra que estos cultivos han disminuido un cinco  por ciento más de lo que hubiera sido en ausencia de calentamiento. Eso suena poco, hasta que se considera que a nivel mundial, estos cultivos tienen un valor aproximado de un billón de dólares al año. Cinco por ciento de un billón de dólares es 50 mil millones, “que creo que es bastante considerable”, dice Schlenker.

Y ese número es probablemente sólo el comienzo. Gerald Nelson en el International Food Policy Research Institute en Washington, DC, dice que a medida que el planeta se calienta en las próximas décadas, la pérdida del cinco por ciento actual fácilmente podría crecer hasta un 20 por ciento. “Podemos esperar ver precios más altos que van a causar problemas en todo el mundo.”

Y la mayoría de los problemas afectan a la gente que se lo puede permitir lo más mínimo. “¿Quién más me duele son las personas quienes gastan la mayor parte de su dinero en comida y que dedican la mayor parte de su dinero en productos alimenticios directamente”, dice Nelson.

En los Estados Unidos, la duplicación de los precios del trigo sólo podría agregar un centavo al precio de una hogaza de pan de dos dólares, dice. Sin embargo, el doble del precio del arroz en las personas que llenan su plato de comida con  el grano, cada día realmente se siente.

Los estadounidenses también están aislados de este efecto por otra razón. El nuevo estudio encontró que los efectos del calentamiento no se han dejado sentir de manera uniforme en todo el mundo. “La única excepción importante es que realmente se encuentra en Estados Unidos”, dijo Schlenker. “Este es el único lugar que no tiene una gran tendencia de la temperatura.”

Y como el granero de Estados Unidos no se ha calentado, los agricultores estadounidenses de granos han sido afortunados. El profesor Gene Takle de la Universidad Estatal de Iowa, dice a los agricultores en el medio oeste que hay una tendencia a largo plazo de  lluvias adicionales en esa zona.

“Los agricultores son muy buenos en la adaptación al cambio climático”, dice. “Y cuando los rangos de clima no son demasiado extremos, que pueden que se ajusten.”

Los agricultores del Medio Oeste se han adaptado a la humedad añadida por pulverización de más pesticidas para el control de hongos, mediante la plantación de más por acres, y mediante la compra de máquinas más grandes para hacer frente a los sectores más húmedos, dice. Y Takle indica a los agricultores que seguramente serán capaces de adaptarse a lo menos a un cierto grado de calentamiento, lo que es probable que suceda tarde o temprano.

Fuente: GPB News

Foto:  ARTE Y FOTOGRAFÍA

Bajo licencia Creative Commons

 

Nuevo estudio de los contaminantes ambientales en la leche materna

Wednesday, February 2nd, 2011

Ciencia y Alimentación. Leche materna y contaminantes. Rafael Barzanallana
Los niveles de contaminantes ambientales en el cuerpo  de la madre sufren una disminución durante la lactancia. Después de un año de lactancia, los niveles de una serie de contaminantes ambientales en la leche materna por la caen de 15 a 94 por ciento, según un reciente estudio del Instituto Noruego de Salud Pública. Ha habido pocos estudios en este tema con anterioridad.

La leche materna es nutricionalmente el mejor alimento para los bebés y contiene todas las sustancias que un niño necesita para un óptimo crecimiento y desarrollo. Sin embargo, la leche materna contiene bajas concentraciones, pero mensurables de los contaminantes ambientales químicos dañinos para la salud de los productos de la industria y fabricación, que son ampliamente difundidos en el ambiente.

Los contaminantes ambientales entran al cuerpo a través de los alimentos y en parte se excretan en la leche materna. Los niveles de contaminantes en la leche materna reflejan los que hay en el cuerpo de la madre y por lo tanto es ideal para monitorear los niveles de exposición.

las mujeres noruegas son  las madres en el mundo que amamantan a sus hijos más tiempo, alrededor del 80 por ciento de los bebés que reciben leche materna tienen seis meses de edad, y no es raro dar el pecho hasta que el niño es mayor de dieciocho meses de edad. Esto hace que sea especialmente importante para estudiar los contaminantes que los niños están expuestos a través de la leche materna en Noruega.

El Departamento de Química Analítica en el Instituto Noruego de Salud Pública ha investigado recientemente cómo el contenido de contaminantes ambientales en la leche materna cambia durante el período de lactancia para cada madre. Sestudiaron más de 30 compuestos de contaminantes conocidos como retardantes de llama bromados, los PCBs, y compuestos perfluorados.

El estudio muestra que los niveles de casi todos los compuestos en la leche disminuye con el tiempo y se reducen en un 15-94 por ciento en un año de lactancia. Esto debe tenerse en cuenta al evaluar los beneficios y posibles riesgos de la lactancia materna.

A partir de estudios anteriores sabemos que los niveles de contaminantes conocidos del medio ambiente en la leche materna y la sangre han disminuido drásticamente en las últimas décadas. Las excepciones son los retardantes de llama bromados y los compuestos perfluorados, que comenzó a declinar hacia finales del siglo.

El descenso muestra que las medidas adoptadas por la industria y por las autoridades para reducir la propagación de estas sustancias en el medio ambiente ha hecho que la población no ingiera tantos contaminantes ambientales como antes.

Más información: C. Thomsen, LS Haug, H. Stigum, M. Frøshaug, Broadwell SL, G. Becher. “Los cambios en las concentraciones de compuestos perfluorados, polibromodifeniléteres y bifenilos policlorados en la leche materna durante los doce meses de lactancia.” Environmental Science and Technology, 44 (2010) 9550-9556

Proporcionado por el Instituto Noruego de Salud Pública

Fuente: PHYSORG.COM

Una nueva forma de prevenir la gripe aviaria

Saturday, January 15th, 2011

En las Universidades de Cambridge y Edimburgo (Reino Unido),  un grupo de investigadores ha logrado desarrollar con éxito un tipo de pollo modificado genéticamente, incapaz de transmitir el virus de la gripe aviar a todos aquellos con los que están en contacto.

El estudio científico ha sido financiado por el Biotechnology and Biological Sciences Research Council (BBSRC) y ha sido publicado en la revista Science.

Al parecer, esta modificación genética tiene el potencial de detener la propagación de brotes de gripe aviar en las bandadas de aves de corral. Esto, no sólo protege la salud de las aves, sino también podría reducir el riesgo de nuevas epidemias del virus en la población humana.

“El pollo es un posible anfitrión para transmitir las nuevas cepas de la gripe que se trasmiten a los humanos. Tomar medidas en la prevención de la transmisión del virus, puede reducir el impacto del desarrollo de la enfermedad y reducir el riesgo que representa para las personas expuestas a las aves infectadas” aseguró Laurence Tiley, profesor titular de Virología Molecular en el Departamento de Medicina Veterinaria en la Universidad de Cambridge

“Este es el primer paso hacia la creación de pollos totalmente resistentes a la gripe aviar. No obstante, hay que recordar que de momento, estas aves han sido diseñadas exclusivamente para fines relacionados con la investigación, y en cualquier caso no está destinadas al consumo” añadió Tiley.

Ampliar información en: Cultura Biotec

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...