Archive for the ‘Dieta’ Category

Tabla periódica de los elementos frente Tabla diaria de los alimentos

Wednesday, August 3rd, 2016

Tabla de los alimentos 2

Puedes ampliar la imagen pinchando aquí

En realidad, esta imagen no es nada más que una adaptación curiosa del plato de la alimentación saludable de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, realizada por el nutricionista Juan Revenga.

a tabla en líneas generales tiene 6 grupos de alimentos sobre los que hacer recomendaciones y sobre los que habría que plantear un patrón de alimentación cotidiano adecuado:

  • La hidratación.
  • Las grasas de adición.
  • El grupo de alimentos de las verduras y hortalizas.
  • El de las frutas.
  • El de los alimentos ricos en hidratos de carbono, muy en especial los cereales.
  • Los alimentos especialmente ricos en proteínas

Las proporciones mandan, para que te hagas una idea del papel que han de representar los consabidos grupos en el día a día… al igual que sucede en la fuente original.

Además, te encontrarás, dentro de cada grupo encontrarás menciones a alimentos que:

  • Dentro que ese grupo es mejor limitar… y que los encontrarás en esa imagen con una barra que los cruza de lado a lado y,
  • Alimentos que dentro de ese grupo es mejor evitar… y que te los encontrarás “sombreados”.

No hay mucho más que explicar, el propósito de estas herramientas es precisamente su sencillez, que a apartir de una imagen te hagas una composición de lugar más o menos válida. Si al mismo tiempo te divierte o entretiene, el objetivo es completo.

Artículo completo en: El nutricionista de la General

Más grasas y menos carbohidratos para adelgazar

Wednesday, September 3rd, 2014

Ciencia y Alimentación. Más grasas y menos carbohidratos para adelgazar. Rafael BarzanallanaCada vez se acumulan más pruebas de que una dieta alta en carbohidratos y baja en grasa es un error. Aún así, hay médicos que aún sabiendo que al bajar la ingesta de carbohidratos se facilita la pérdida de peso, tienen miedo de que el exceso de grasa afecte al corazón. Este miedo es injustificado.

El último clavo en el ataúd de la dieta baja en grasa es este artículo publicado en Annals of Internal Medicine por un equipo de la universidad de Tulane en Nueva Orleans.

El estudio clínico se realizó con 148 personas sin historial de diabetes o enfermedad cardiovascular. Un grupo se alimentó con una dieta baja en carbohidratos (menos de 40 gramos al día, con un 40% de las calorías de grasa), y otro con una dieta baja en grasa (menos del 7% de las calorías). Lo más importante, a ambos grupos les dieron consejos de nutrición durante el ensayo.

De media, al cabo de un año, el grupo con la dieta baja en carbohidratos había perdido 3,5 kilos más que el grupo bajo en grasas.

¿Qué ocurrió con el colesterol? Ya sabes que hay dos tipos, y lo que importa no es tanto el nivel, como la relación entre el colesterol “malo” LDL y el colesterol “bueno” HDL.

El colesterol “malo” o LDL se mantuvo en los dos grupos más o menos igual. Sin embargo, el grupo con la dieta baja en carbohidratos vio cómo aumentaba su nivel de colesterol “bueno” HDL y bajaban sus triglicéridos. Es decir, la dieta alta en grasa y baja en carbohidratos mejoraba los indicadores que predicen las enfermedades cardiovasculares.

Fuente:  QUO

¿Es la fructosa responsable de la epidemia de obesidad?

Tuesday, February 21st, 2012

Ciencia y Alimentación. La fructosa puede no ser esponsable de obesidad excesiva. Rafae Barzanallana
Investigadores del Hospital St. Michael revisar más de 40 estudios publicados sobre si la molécula de fructosa provoca aumento de peso. Revisaron 31  pruebas “isocalóricas”, los participantes comieron una cantidad similar de calorías, pero un grupo comió fructosa pura y el otro comió carbohidratos sin fructosa. El grupo de la fructosa no aumentó de peso.

En 10 ensayos “hipercalóricos” , los integrantes de un grupo consumieron su dieta habitual y los otros exceso de calorías añadido en forma de fructosa pura a su dieta normal o una dieta de control. Tanto los que consumieron las calorías adicionales como los de la  fructosa aumentaron de peso.

Sin embargo, todo lo que podía decir es que una caloría es simplemente igual a  otra, y cuando se consumen demasiadas calorías se sube de peso, dijo el autor principal, el Dr. John Sievenpiper.

“La fructosa puede no ser el culpable de la obesidad”, dijo. “Puede que sólo sean las calorías de cualquier fuente de alimento. El consumo excesivo es la cuestión.”

La fructosa se encuentra de forma natural en frutas, verduras y miel. Los participantes en los estudios examinados por el Dr. Sievenpiper comió la fructosa en forma de fructosa cristalina, lo que se cocía ya sea en alimentos o rociada sobre los cereales o bebidas.

Los estudios no  consideraban el jarabe de maíz alto en fructosa, que ha sido señalado como el principal culpable del aumento de peso. Es sólo el 55 por ciento fructosa, junto con el agua y glucosa. El Dr. Sievenpiper dijo que la mayoría de los estudios que examinaron fueron pequeños, de corta duración y de mala calidad, por lo que es necesario realizar estudios de calidad superior, más tiempo y mejor.

Fuente: Annals of Internal Medicine.

La dieta mediterránea asociada con menor tasa de deterioro cognitivo

Wednesday, January 5th, 2011

La dieta mediterránea, rica en verduras, pescado y aceite de oliva y consumo moderado de vino y alcohol, se asocia con menores tasas de declive cognitivo en los adultos mayores, según investigadores de  Rush University Medical Center.

Los resultados se publican en el .

En el estudio fueron incluidos 3 759 residentes mayores de la zona sur de Chicago (EE.UU.) que forman parte del “Proyecto de Envejecimiento Saludable de Chicago”, una evaluación continua de la salud cognitiva en adultos mayores de 65 años. Cada tres años, los participantes del estudio, a partir de la edad de 65 años, se sometió a una evaluación cognitiva que probara aspectos relacionados la memoria y las habilidades básicas de matemáticas. Los participantes también completaron un cuestionario sobre la frecuencia con que se consumen 139 artículos alimenticios que van desde los cereales y el aceite de oliva  a la carne roja y alcohol.

Posteriormente, los investigadores analizaron cómo de cerca cada uno de los participantes del estudio se adhirieron a una dieta mediterránea, que incluye el consumo diario de alimentos tales como frutas, verduras, legumbres, aceite de oliva, pescado, patatas y cereales no refinados, así como vino.

De una puntuación máxima de 55, lo que indicaría la adhesión completa a la dieta mediterránea, el participante del estudio promedio anotó 28. Aquellos con las puntuaciones más altas fueron también las personas cuyas pruebas cognitivas mostraron un ritmo más lento de declive, incluso cuando otros factores que podrían explicar el resultado, como el nivel de educación, fueron considerados.

Los investigadores también analizaron cómo de cerca los participantes del estudio se adhirieron al Índice de Alimentación Saludable-2005, que se basa en las recomendaciones de las Guías Alimentarias 2005 para los estadounidenses. Los puntajes más altos indican un cumplimiento más estricto de este índice, que da menos peso al pescado, las legumbres y el consumo moderado de alcohol, no se corresponden con diferencias en las tasas de declive cognitivo.

Christy Tangney, PhD, autor principal del estudio y profesor asociado de nutrición clínica en la Universidad de Rush, dijo que los resultados se suman a otros estudios que demuestran que una dieta mediterránea reduce el riesgo de enfermedades del corazón, ciertos tipos de cáncer y la diabetes.

“Cuanto más podamos incorporar las verduras, aceite de oliva y pescado en nuestra dieta y el consumo moderado de vino, mejor será para nuestro cerebro y el envejecimiento de los órganos”, dijo Tangney.

Fuente:  Rush University Medical Center

La OMS recomienda consumir de 20 a 35 % de grasas en la dieta

Saturday, July 17th, 2010

La Organización Mundial de la Salud (OMS) revisó sus recomendaciones sobre el consumo de grasas esenciales, y destacó la importancia de incluir grasas cardiosaludables en la alimentación diaria para la obtención de energía y la necesidad de sustituir las grasas saturadas –presentes en las carnes grasas, productos lácteos enteros y derivados, como la mantequilla– por insaturadas como aceite de oliva y pescado.

Tras su última revisión, la OMS recomendó consumir entre 20 y 35% de grasas total, de las que entre 6 y 11% deben ser poliinsaturadas –con 2.5 y 9% de Omega 6, y 0.5 y 2% de Omega 3–; entre 15 y 20%  monoinsaturadas y menos de 10% grasas saturadas.

La organización informó que hay suficiente evidencia de que la sustitución de grasas saturadas por grasas poliinsaturadas reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular. Y señaló que la evidencia apunta hacia una posible relación entre el consumo de grasas poliinsaturadas y una reducción del síndrome metabólico y la diabetes.

Las grasas son una importante fuente de energía y cumplen funciones tan importantes como la formación de las membranas celulares y el transporte de las vitaminas A, D, E y K. Hay dos tipos fundamentales, las insaturadas, que son las más saludables, entre las que destaca, por sus propiedades cardiosaludables el Omega 3 (EPA/DHA), y las saturadas, cuyo consumo debe moderarse.

Fuente:   Alimentariaonline

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...